Calviño dice que abrir el debate sobre la condonación de la deuda pública no es una prioridad para el Gobierno

Insta a centrar los esfuerzos en lograr un mayor crecimiento económico y en crear empleo

La vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño.
La vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño.

Abrir el debate sobre la posibilidad de que el Banco Central Europeo condone la deuda pública, como han solicitado relevantes economistas, la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, o el secretario de Estado de Derechos Sociales y responsable económico de Unidas Podemos, Nacho Álvarez, no es una prioridad para el Ejecutivo de coalición que sustentan ambas fuerzas.

Así lo ha sostenido, al menos, la vicepresidenta tercera y Ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, durante su participación en las jornadas “Perspectivas económicas 2021”, organizadas este lunes por el Cercle d´Economia. También la Comisión Europea se ha manifestado este lunes en contra de esta alternativga. "La anulación de la deuda por el BCE está prohibido por los Tratados, en especial por el artículo 123 (del Tratado Fundacional de la UE) que lo prohíbe", ha zanjado en una rueda de prensa en Bruselas la portavoz de Economía y Asuntos Financieros, Marta Wieczorek.

“La prioridad absoluta en este momento tiene que ser impulsar el crecimiento económico y la creación de empleo”, ha expuesto Calviño, añadiendo que “en esto nos tenemos que centrar y no en abrir otros debates que no contribuyan al objetivo fundamental”, ha dicho al ser preguntada sobre la propuesta. “Las políticas fiscal y monetaria han estado muy bien coordinadas desde marzo del año pasado a nivel europeo para responder de forma eficaz a la pandemia e impulsar la creación de empleo y crecimiento económico”, ha sostenido Calviño.

“Esta tiene que seguir siendo nuestra prioridad en las próximas semanas y meses, buena articulación de política fiscal y monetaria que nos permita cuanto antes impulsar la recuperación económica” tanto en España como en toda la Unión Europea, ante el azote de la pandemia del Covid-19, ha argumentado la vicepresidenta económica del Gobierno.

Sus palabras han sido la primera reacción oficial del Ejecutivo a la carta abierta firmada por relevantes economistas, como Thomas Piketty, y las cúpulas del PSOE y Podemos, cuya propuesta ha sido rechazada por el BCE al más alto nivel. Así, mientras que el vicepresidente del Banco Central Europeo, Luis de Guindos, rechazó esta opción el viernes, por ir contra los tratados europeos y resultar por tanto “ilegal”, además de un sinsentido, la propia presidenta de la institución, Christine Lagarde, se mostró en contra este domingo.

"Si la energía gastada en exigir la cancelación de la deuda por parte del BCE se dedicara a un debate sobre el uso de esta deuda, sería mucho más útil", defendió Lagarde en una entrevista con el semanario francés Journal du Dimancheen la que consideró "inconcebible" la opción de que Fráncfort condone la deuda ligada a la pandemia.

Normas
Entra en El País para participar