El 5G tendrá un impacto de 1,08 billones en el PIB mundial en 2030

EE UU, China y Japón registrarán los mayores crecimientos

La nueva tecnología revolucionará la asistencia sanitaria

El 5G tendrá un impacto de 1,08 billones en el PIB mundial en 2030
AFP

El despliegue del 5G supondrá una mejora de la eficiencia y de la productividad que impulsará el PIB mundial en 1,3 billones de dólares (unos 1,08 billones de euros) en 2030, y el sector de salud será el que más se beneficie de esta tecnología, según el informe The global economic impact of 5G, elaborado por PwC.

El estudio cuantifica, por primera vez, el impacto económico de los usos actuales y nuevos de esta tecnología, en 2030, en cinco grandes sectores, salud, eléctrico, consumo y medios de comunicación, industrial y financiero; y en ocho economías con un despliegue avanzado, Alemania, Australia, China, Corea del Sur, EE UU, India, Japón y Reino Unido.

En un comunicado, la firma explica que el informe aborda cómo la promesa del 5G lleva haciéndose eco en el mundo empresarial durante años; y cómo una velocidad más rápida, su menor latencia y la capacidad para conectar un mayor número de dispositivos la convierten en un gran salto hacia un futuro más eficiente y productivo, más necesario que nunca tras la aparición de la COVID-19.

Las proyecciones del documento sitúan en 2025 el año en que comenzará a apreciarse en la economía mundial el efecto de las inversiones en 5G. Según el estudio, EE UU, con 484.000 millones de dólares; China, con 220.000 millones; Japón, con 76.000 millones: Alemania, con 65.000 millones; y Reino Unido, con 54.000 millones, serán los países que experimentarán un mayor crecimiento de la actividad como resultado de las aplicaciones de la tecnología 5G, debido al tamaño de sus economías y a la solidez y modernidad de sus sistemas productivos.

Más de la mitad del impacto económico del 5G en el mundo, 530.000 millones de dólares, se producirá por su aplicación en el sector de salud y de atención sociosanitaria en los próximos diez años. El rápido crecimiento de la telemedicina durante la pandemia hace vislumbrar lo que será el futuro de la atención médica.” La atención remota será una de las áreas sanitarias en las que el 5G puede permitir un mayor ahorro de costes y mejores resultados para la salud”, dice PwC, que añade que el 5G puede ayudar a reducir la duración de las estancias hospitalarias.

La aplicación del 5G al sector eléctrico aportará 330.000 millones de dólares al PIB mundial en 2030, gracias, entre otras cosas, a su capacidad para conectar un mayor número de dispositivos con un menor consumo. Esta tecnología impulsará el desarrollo de contadores y redes de suministro eléctrico inteligentes y en la mejora de la gestión de residuos, y la reducción de fugas de agua.

En el ámbito del consumo y los medios de comunicación, a través de la conectividad móvil, el 5G permite mejorar la experiencia de consumo tanto de contenido como de servicios, dónde y cuándo el usuario quiera. La aplicación de esta tecnología en el sector aportará 254.000 millones de dólares al PIB mundial en 2030. Además, revela que el 5G podría mejorar el marketing en tiempo real y las relaciones con los consumidores y perfeccionar las prestaciones de los juegos online y de las plataformas OTT, aumentando la transmisión simultánea de vídeo de alta definición o las múltiples conexiones virtuales.

El estudio señala cómo el 5G hará posible que la maquinaria industrial no tenga que estar necesariamente situada en una ubicación concreta, gracias a sus gran capacidad de conectividad inalámbrica y permitiendo a los fabricantes una mayor flexibilidad. Sus aplicaciones para la monitorización industrial, la reducción de defectos en la fabricación, entre otras, añadirán 134.000 millones de dólares al PIB mundial en 2030.

Finalmente, la aplicación del 5G en los servicios financieros impulsará el crecimiento mundial en 86.000 millones de dólares. Esta tecnología permitirá mejorar la experiencia con el cliente, rediseñándola y haciéndola girar en torno a experiencias virtuales; así como reducir las pérdidas por fraude, avanzando en la seguridad, a través, por ejemplo, del reconocimiento facial.

Normas
Entra en El País para participar