Inversión

Guía de dividendos de la banca española: cuánto pagará cada entidad

Repartirán este año el 15% de su beneficio acumulado de 2019 y 2020, el máximo permitido por el BCE, y pretenden volver a niveles del 50% cuando el regulador lo autorice

La presidenta del BCE Christine Lagarde junto al vicepresidente, Luis de Guindos
La presidenta del BCE Christine Lagarde junto al vicepresidente, Luis de Guindos Getty Images

Los resultados de la banca española, cuya publicación terminó esta semana, han desvelado las dudas sobre lo que recibirán sus accionistas en 2021 en concepto de dividendo. El BCE estableció en diciembre que los bancos podrán repartir como mucho el 15% del beneficio acumulado de 2019 y 2020, que no podrá superar el equivalente a 20 puntos básicos de la ratio de capital CET 1. Los bancos españoles van a apurar ese tope, en el que entran también las posibles recompras de acciones.

Una vuelta a la retribución al accionista que sigue en rigurosa dieta –en 2020 quedaron cancelados los pagos en toda Europa–, mientras el BCE hace hincapié en que las entidades deben ser sólidas y rentables. Además, se prohíbe expresamente repartir dividendos a cuenta de los resultados que se vayan generando en 2021. Todas estas medidas, hasta septiembre.

Resultado de estas limitaciones, los importes serán muy modestos y las rentabilidades en concepto de dividendo a los actuales precios rondarán el 1%, lejos del 4% y más, que se ofrecía como atractivo para invertir en unas entidades con un grave problema de rentabilidad ante el escenario de bajos tipos de interés o negativos. Lo habitual era que la banca española repartiera entre el 40% y el 50% de su beneficio neto anual entre los accionistas.

Banco Santander ha anunciado un pago en metálico de 0,0275 euros; BBVA abonará 0,059 euros por acción; CaixaBank-Bankia, en torno a los 0,0268 euros; Bankinter, 0,05 euros, y en Liberbank y Unicaja podrían llegar a 0,0026 y 0,0044, respectivamente, y dejarán el dividendo conjunto para los resultados de 2021, cuando la integración ya esté hecha. En Banco Sabadell, las dudas están despejadas: no pagará nada con cargo a 2020.

Con los topes al dividendo del BCE, los más solventes embolsarán liquidez para futuros pagos

Nuria Álvarez, analista bancario de Renta 4, considera que la vuelta al dividendo no ha sido un revulsivo a corto plazo en la cotización bursátil de las entidades, pero lo será a medio plazo, “una vez se vaya acercando septiembre y el mercado comience a descontar que el BCE va a levantar el veto”, explica. Y dirige el foco hacia más adelante, de acuerdo con lo que han anunciado los responsables bancarios estos días. “En cuanto al dividendo con cargo a resultados de 2021, la intención es volver a las políticas de remuneración anteriores a la crisis del Covid-19 y restricciones del BCE. Ahora toca esperar a que el BCE levante las limitaciones actuales que se extienden hasta septiembre, para ver si los bancos pueden recuperar las políticas de remuneración”, concluye.

Santander ha anunciado su intención de recuperar un pay out de dividendo en efectivo del 40%-50% del beneficio ordinario en el medio plazo, una vez que el BCE lo permita. Y CaixaBank, que este año integrará Bankia, repartirá en el segundo trimestre 260 millones de euros en dividendo, el máximo que le autoriza el BCE, según el beneficio acumulado de ambos bancos.

BBVA y Bankinter retribuirán a sus accionistas de otras formas, tal y como hizo el propio Liberbank el pasado año, que amortizó acciones por valor de 16 millones de euros en una operación planeada antes del estallido de la pandemia. Un gasto en recompra de acciones que limita a 8 millones el reparto de dividendo entre sus títulos para este año con cargo a los ejercicios 2019-20, cumpliendo el límite del 15%.

La entidad presidida por Carlos Torres ha anunciado la recompra de un 10% del capital, cuyo coste oscilará entre los 2.500 y los 3.000 millones de euros de acuerdo a la marcha del precio de la acción en Bolsa. Una alegría que se puede permitir el banco gracias a la venta de su negocio en Estados Unidos por importe de 8.500 millones. Con menos acciones en circulación, mejoran los ratios de las que siguen cotizando.

La otra operación significativa que acompañará al dividendo de Bankinter es el nuevo intento de colocar entre sus accionistas Línea Directa Aseguradora, cuya salida a Bolsa se podría retrasar a la segunda mitad de este año. El plan es repartir entre los accionistas el 82,6% de la aseguradora, mientras que el banco se quedará en torno al 17% como participación financiera estable. Y respecto a su dividendo, el pay out de Bankinter será del 15% este año, el máximo permitido, con la intención de regresar al 50% cuando sea posible.

“Hay una morosidad adormecida por las medidas tomadas contra la pandemia de Covid-19. Habrá que distinguir en la banca española, ya que a algunas entidades la limitación del 15% les permitirá embalsar dinero para otros años, una liquidez que se convertirá en futuros dividendos. Pero esto no ocurre en todas las entidades”, concluye Rafael Alonso, analista bancario de Bankinter.

¿Apostar por la banca para invertir?

Resultados. Los resultados obtenidos por la banca en este 2020 de la pandemia han sido mejores de lo esperado pese al recorte generalizado o a las pérdidas históricas de Santander. Las cifras están marcadas por los saneamientos, que han superado los 40.000 millones de euros.

Nuevas dudas. Para este año persistirán las incógnitas y algunas se incrementarán, como indica Juan José Fernández-Figares, director de análisis de Link Securities. “La menor actividad, el incremento de la morosidad y los tipos de interés ultrabajos terminan lastrando la rentabilidad sobre fondos propios de las entidades y sus valoraciones”, explica. Nuria Álvarez, de Renta 4, con los resultados recién salidos de horno, solo coloca a BBVA con el cartel de sobreponderar. En el resto de entidades opta por recomendar mantener posiciones.

 Los grandes.En Barclays comienzan el análisis de la banca española para 2021 “con una postura positiva y constructiva”. Destacan a Banco Santander, “que sigue siendo nuestra acción preferida”, y también sobreponderan a CaixaBank y BBVA”. Esperan un comportamiento igual al del mercado en Bankinter, Bankia y Sabadell.

Normas
Entra en El País para participar