Operaciones

Cellnex alcanza los 15 clientes ‘ancla’ y se refuerza para el 5G y nuevas compras

Cree que las telecos deberán apoyarse en un operador neutro; afirma que su capacidad para generar sinergias sigue creciendo

Tobías Martinez, consejero delegado de Cellnex.
Tobías Martinez, consejero delegado de Cellnex.

La aceleración en la carrera de adquisiciones de Cellnex, impulsada este miércoles con el acuerdo con Altice para adquirir 10.500 emplazamientos en Francia por 5.200 millones de euros, ha ampliado el número de grandes clientes, bautizados como “clientes ancla”, hasta un total de 15: SFR, Bouygues Telecom, Iliad, Telefónica, Orange, MásMóvil, Hutchison, Wind, BT, Salt, Sunrise, Play, MEO, NOS y Deutsche Telekom. Es decir, son la mayoría de las grandes telecos europeas, a las que en mayor o menor medida ha comprado infraestructuras. En total, una vez cerradas todas las operaciones en marcha, serán 120.000 emplazamientos repartidos en una docena de países.

En su presentación con inversores para presentar el acuerdo con Altice, Cell­nex defiende la posición alcanzada, como vía para impulsar el crecimiento orgánico y hacerse fuerte en el 5G, además de situarse para nuevas compras.

Según Cellnex, esta fuerte presencia en Europa es ya un punto de inflexión, puesto que cuenta con una plataforma operativa que le permite beneficiarse de las economías de escala, capturar sinergias, crear un modelo de negocio único y generar oportunidades dentro del mismo mercado. En Francia, donde tiene como clientes a tres de las cuatro telecos móviles, se está consolidando como operador mayorista neutro.

Para Cellnex, el sector va a afrontar un fuerte crecimiento orgánico impulsado por futuras necesidades de densificación de las infraestructuras, en parte por la demanda creciente de datos móviles por parte de los usuarios. “Hay una consistente generación de crecimiento orgánico de al menos un 4% anual en los emplazamientos existentes”, señala la empresa, que apunta que en 2025 habrá más de 435.000 emplazamientos en Europa. Y buena parte de ese crecimiento vendrá de la mano del 5G.

Cellnex señala que las telecos van a tener que enfrentarse a los pagos por el espectro, y afrontar un aumento del capex para estas redes, cuando su apalancamiento está en máximos de los últimos 15 años. “Esto refuerza la necesidad de proveedores de infraestructura neutrales de confianza en activos adyacentes a las torres que facilitan inversiones más eficientes”, dice. Cellnex cree que el 5G convertirá la infraestructura compartida en la norma, dado que requerirá una amplia densificación de las estaciones base, además de instalar más small cells.

La compañía indica que la externalización del perímetro alrededor del ecosistema de la torre se está expandiendo. Cellnex señala que la torre seguirá siendo el negocio principal, si bien apunta a una extensión natural de la relación con el cliente en el 5G con negocios adyacentes, como las small cells y DAS, el edge computing y la fibra para conectar estaciones base.

Compras

Además del crecimiento orgánico, Cellnex destacó su posicionamiento de cara a nuevas adquisiciones. Un marco que ayuda a la empresa a defenderse de la competencia de grupos como American Tower para competir en los procesos que se vayan abriendo.

La compañía recuerda que ha identificado una cartera de proyectos activos y nuevas oportunidades equivalentes a 18.000 millones de euros, entre las que se incluiría la citada operación con Altice en Francia. El grupo español aboga por su capacidad para mantener un diálogo activo con operadores Tier1, a los que ofrece una “propuesta de valor industrial única”. Además, defiende su habilidad para cristalizar transacciones innovadoras y extraer oportunidades de las joint ventures con operadores.

JP Morgan le concede una línea de crédito adicional de 10.000 millones

La banca y los mercados han acompañado a Cellnex desde el principio. Tras la operación de compra de Hivory a Altice y a KKR, el grupo que pilota Tobías Martínez ejecutará una ampliación con derechos de suscripción preferente por 7.000 millones de euros totalmente asegurada por BNP Paribas, JP Morgan, Barclays y Goldman Sachs que arrancará previsiblemente en el mes de abril, una vez tenga el visto bueno de la junta.

Al mismo tiempo, los bancos le han vuelto a abrir el grifo de la liquidez, con financiación adicional a varios plazos, liderada por JP Morgan, aunque participan en total una veintena de entidades, por 10.000 millones de euros adicionales, según un documento de la empresa.

Fuentes conocedoras de la operación señalan que parte de este importe ya se firmó el pasado noviembre, tras el anuncio de la compra de los negocios y activos de torres de CK Hutchison en Europa. Esa línea de financiación está completamente disponible. Incluye un crédito puente a un plazo de 36 meses, otro a tres años y un tercero a cinco años.

Las necesidades de efectivo de Cellnex están más que cubiertas. Esta última línea, que se ha concedido sin ningún tipo de compromiso financiero (covenant), promesa o garantía por parte de las entidades financieras, se une a la liquidez por 7.200 millones de euros con la que contaba en balance a cierre del tercer trimestre y a la que ha recabado en la recta final del año pasado.

Fuentes conocedoras del proceso señalan que la salida al mercado de bonos continuará produciéndose a medio plazo. Su ultima colocación fue en noviembre, con deuda convertible por 1.500 millones de euros con vencimiento en 2031, un tipo de interés del 0,75% y un precio de metamorfosis efectivo de 104,2241 euros por acción. Ayer, Cellnex cerró con una caída del 2,69%, a 48,05 euros por título.

La compañía, a cierre del tercer trimestre, registraba una deuda bruta de 7.100 millones de euros con un coste medio del 1,5% y no afronta este año ningún vencimiento significativo. El próximo ejercicio le expiran 600 millones y en 2023, algo menos de 200. Será en 2024 cuando tenga que amortizar o refinanciar deuda por unos 2.100 millones de euros. Cellnex ha contado casi con un cheque en blanco por parte de la banca y de los mercados para sus planes de crecimiento. La empresa tiene una calificación de grado de inversión ­(BBB-) con perspectiva estable de acuerdo a Fitch.

Normas
Entra en El País para participar