Apostar a la plata provoca distorsiones en el mundo real

Para los reguladores será difícil acusar de manipulación a una multitud online en el mercado de materias primas

Lingotes de plata en una fundición de Glogovia (Polonia).
Lingotes de plata en una fundición de Glogovia (Polonia). reuters

Los inversores minoristas online están dando a la plata el mismo tratamiento de Gamestop. El precio del metal blanco se disparó este lunes más de un 11%, hasta un máximo de ocho años de 30,03 dólares la onza, a medida que los pequeños inversores intentaban repetir la compra coordinada que impulsó el valor de mercado del minorista estadounidense de juegos de ordenador por encima de los 20.000 millones de dólares. La diferencia es que las grandes oscilaciones de las materias primas tienen ramificaciones económicas globales potencialmente mayores.

Los debates online de la semana pasada hicieron hincapié en la plata y sugirieron la compra de fondos cotizados en Bolsa como forma de impulsar rápidamente su valor. Esto se debe a que estos vehículos, que son fácilmente accesibles para los inversores minoristas, acaban pagando por el metal físico que respalda las unidades del ETF.

Los seguidores de los foros de Reddit y otros portales se abalanzaron; los fondos más grandes probablemente también aprovecharon la marea creciente. Así, el lunes entró un récord de 40 millones de dólares australianos (30,6 millones de dólares estadounidenses) en el fondo Physical Silver de Australian ETF Securities. Otros fondos también podrían ver grandes entradas de capital.

A diferencia del oro, que se utiliza principalmente para la especulación, la plata tiene amplias aplicaciones en el mundo real. Los usuarios industriales representan unas cuatro quintas partes del consumo, y el otro quinto se reserva para la inversión. Casi todos los ordenadores, teléfonos móviles, automóviles y electrodomésticos contienen este metal blanco, según la patronal mundial Silver Institute. También se utiliza para fabricar paneles solares. Por tanto, un periodo prolongado de precios altos de la plata haría subir el coste de estos bienes.

Los reguladores ya están atentos a los peligros de la excesiva volatilidad de las acciones. Pero tratar de atajar estas oscilaciones en el mercado de los metales preciosos puede ser más difícil que abordar las oscilaciones en el precio de una acción cotizada. Existen múltiples fondos cotizados de plata en todo el mundo, y también hay un mercado físico. Tratar de imputar la manipulación del mercado a una multitud online también puede ser un problema.

Los hermanos Hunt, de Texas, que acapararon plata en un intento de controlar los precios mundiales a finales de la década de 1970, se declararon en quiebra tras el colapso del mercado en 1980. Aun así, acabaron siendo condenados por conspirar para manipular el mercado. Es posible que la nueva crisis de la plata también se revierta. Pero será difícil que los reguladores sean tan duros cuando el impulso para subir los precios proviene de los foros de internet.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías