La televisión de pago roza los ocho millones de clientes, pero sus ingresos caen

El volumen de negocio bajó un 5,4% hasta septiembre

La crisis y las guerras comerciales, entre las claves

La televisión de pago roza los ocho millones de clientes, pero sus ingresos caen

La televisión de pago en el mercado español sigue aumentando su cartera de clientes. Según los datos publicados por la Comisión Nacional de los Mercados y Competencia (CNMC), al cierre de septiembre de 2020 había un total de 7,96 millones de accesos, un 15% más que a la conclusión del mismo mes del año anterior.

Es decir, en un año, el mercado español ha ganado casi 1,07 millones de accesos, alcanzando un nuevo máximo histórico.

Ahora bien, este crecimiento en el número de clientes no parece estar acompañado por un aumento del volumen de negocio de las empresas del sector. De hecho, la CNMC advirtió de que los ingresos de la televisión de pago retrocedieron un 2,1% en el tercer trimestre del año en términos interanuales hasta los 526,1 millones de euros.

A su vez, dentro de este apartado, los ingresos por cuotas de televisión de pago descendieron un 3%, hasta situarse en 482 millones de euros.

El retroceso en el volumen de ingresos es consecuencia desde distintos factores. Entre ellos, figura el fuerte aumento de las promociones comerciales por parte de las operadoras de telecomunicaciones que, en su guerra competitiva, han lanzado múltiples ofertas con reducciones de precios, dentro de sus tarifas convergentes fijo-móvil, en las que la televisión y los contenidos son un reclamo para atraer usuarios.

En la misma línea, algunas telecos han decidido segmentar su oferta en paquetes de contenidos más pequeños, aunque con menores precios para captar clientes específicos para esos ámbitos.

Al mismo tiempo, a causa de la crisis económica derivada del Covid, con el impacto en el gasto de los consumidores, distintos clientes han optado por migrar hacia tarifas más baratas.

Por compañías, Movistar mantiene una primera posición clara en la televisión de pago en el mercado español, con algo más de cuatro millones de accesos, si bien se ha dejado en torno a 85.000 en el último año. A continuación se sitúa Vodafone, con un total de 1,53 millones de accesos, 217.000 más que un año antes; Orange, con 661.000 accesos, en torno a 6.000 menos; y Euskaltel, con 455.000; cerca de 17.000 más.

El resto de compañías suman 1,31 millones de clientes de televisión de pago, 924.000 más que un año antes. En este ámbito figuran las distintas plataformas de contenidos que operan en el mercado español.

Ingresos

Por ingresos, también Telefónica encabeza el mercado, con 395 millones de euros en el tercer trimestre, según los datos publicados por la CNMC, un 7,7% menos. Vodafone, por su parte, eleva los ingresos en la televisión de pago un 8,5%, hasta 49,51 millones. Orange prácticamente repite volumen de negocio en 34 millones; mientras que Euskaltel crece un 7%, hasta 9,44 millones.

El resto de grupos de este segmento dispara los ingresos un 86%, si bien el volumen de negocio total de este conjunto de compañías no alcanza los 38 millones de euros.

Aumento del 6% de las subvenciones

Incremento. Las subvenciones públicas a las televisiones aumentaron un 6,1% en el tercer trimestre de 2020, hasta superar los 465 millones de euros, según las cifras publicadas por la CNMC. Es la mayor partida pública registrada en un tercer trimestre desde el año 2012.

Sector. Por el contrario, los ingresos de los servicios audiovisuales se situaron en 900,6 millones de euros, registrando una disminución interanual del 3,3%. A su vez, la televisión en abierto registró una caída del 2,8% en sus ingresos entre julio y septiembre, con un volumen de negocio total de 310,9 millones, en buena medida por la ralentización económica derivada de la crisis del coronavirus y su impacto en la inversión publicitaria en las cadenas televisivas.

Normas
Entra en El País para participar