Infraestructuras

ACS reconstruirá la mayor pista del aeropuerto Love Field de Dallas por 100 millones

La filial Flatiron remodelará el pavimento y construirá una nueva calle de rodaje

Un avión de Southwest en el aeropuerto Love Field de Dallas.
Un avión de Southwest en el aeropuerto Love Field de Dallas.

El aeropuerto que sirve de base para Southwest Airlines, el Love Field de Dallas, ha contratado a Flatiron, filial del grupo ACS, para distintas mejoras en la más larga de sus tres pistas, la 13R-31L (2.682 metros). El presupuesto alcanza los 125 millones de dólares (unos 103 millones de euros).

La constructora comenzará a trabajar sobre el terreno la próxima primavera y el fin de obra está previsto en el verano de 2022. Se trata de remodelar el firme de hormigón de una pista que fue construida en los años sesenta y que fue sujeta a mejoras en 1990. De hecho, la agencia estadounidense de aviación FAA ha constado que ha superado con creces su vida útil de 20 años.

De forma adicional, Faltiron debe remodelar distintas partes de la calle de rodaje C, paralela a la pista 13R-31L, y construir una nueva, denominada T, que servirá para mejorar la movilidad de la flota de Southwest hacia las terminales o sus hangares. Otras labores consistirán en la mejora del drenaje e instalaciones eléctricas, o la instalación de un sistema visual de precisión para guiar la aproximación (PAPI).

Segundo aeropuerto de Dallas

Love Field, nacido en los años treinta como una base militar, es el segundo aeropuerto de Dallas. Enfocado a vuelos domésticos, contaba con 17 millones de viajeros anuales antes de la pandemia. A solo 17 kilómetros se encuentra el aeropuerto de Dallas /Forthworth, inaugurado en 1974.

Fue el lanzamiento de Southwest, en 1971, el que hizo que esta infraestructura haya sido capaz de sobrevivir frente a su cercano hermano mayor. Love Field también pasó a la historia como el último aeropuerto en que aterrizó el presidente John F. Kennedy a bordo del Air Force One antes de ser asesinado en la ciudad de Dallas el 22 de noviembre de 1963.

Con este proyecto, la constructora estadounidense de ACS aumenta sus calificaciones en obra aeroportuaria, terreno en el que tiene ya experiencia en proyectos en el aeropuerto de Dallas /Fort Worth, Houston, San Diego, Colorado, Denver y San Francisco.

Texas es uno de los lugares de EE UU con mayor implantación de la construcción española. Ferrovial es referencia con sus autopistas de peaje dinámico LBJ y NTE. Y ACS viene de apuntarse el año pasado mejoras en el aeropuerto George Bush y en el embalse Lake Ralph Hall por un total de 150 millones de dólares.

Normas
Entra en El País para participar