Juguetes

El sector juguetero amortiguó el efecto de la pandemia con una caída de ventas del 7%

La facturación fue de 929 millones en 2020, una cifra que se considera "aceptable" teniendo en cuenta el contexto de la pandemia

El sector juguetero amortiguó el efecto de la pandemia con una caída de ventas del 7%

El sector juguetero pudo cerrar 2020 con una caída moderada de su facturación en España. Esta fue de 929 millones de euros, lo que representa un retroceso del 7% respecto al año anterior según los datos hechos públicos este lunes por la consultora The NPD Group.

Una caída que desde esta ase considera "aceptable", sobre todo teniendo en cuenta los cierres obligados durante el confinamiento estricto entre marzo y mayo y si se compara con otros sectores del comercio minorista, como el textil, que cayó más de un 40% durante el año pasado. 

Precisamente esos cierres han provocado un impulso en las ventas online también en el sector juguetero, creciendo un 63% hasta septiembre, último mes con datos recogidos por NPD. En ese mes este canal representaba el 40% de todas las ventas, cuando un año antes era el 22%, lo que permite al España superar a los mercados francés o italiano en el peso del comercio electrónico de esta actividad. “Los fabricantes y la distribución se esforzaron por satisfacer la necesidad de juguetes de todo tipo para todas las edades, en un año que aceleró los cambios que ya estaban en marcha en el sector del juguete, como la estrategia de venta omnicanal”, dice Fernando Pérez, director general de NPD en España.

Respecto a la campaña navideña, que supone más de la mitad de las ventas anuales del sector, la pandemia y los llamamientos a adelantar las compras no cambiaron el patrón habitual del consumidor español, ya que el 47,6% de las adquisiciones de juguetes se concentraron en el mes de diciembre, un porcentaje incluso superior al de años anteriores. "La campaña acusó el deterioro de la economía de muchos hogares, así como el avance del virus, que obligó al cierre de comercios en varias regiones y a limitar las reuniones familiares durante las fiestas, con el consiguiente impacto en la entrega de regalos", explican desde NPD.

Su análisis del sector en 2020 también arroja crecimientos dispares según las categorías de juguetes. La que más creció fue la de los puzles, un 30%, mientras que los juegos de mesa lo hicieron un 6% y los de construcciones un 5%. "Para amenizar las largas semanas transcurridas en casa, los españoles se decantaron en 2020 por aquellos productos que consumen más tiempo, y no solo dirigidos a niños", analiza el informe. Los juguetes asociados al verano también tuvieron un fuerte crecimiento, del 28%, y las muñecas maniquí, como las Barbies, lo hicieron un 18%.

Uno de los grandes motores de las ventas de juguetes cada año es el mercado licenciado, es decir, los productos oficiales de películas o series que durante el ejercicio se han estrenado con éxito. Esta rama retrocedió un 6%, por debajo de la media del sector pese a la ausencia de grandes estrenos. Las licencias de Star Wars: The Mandalorian, Mario Bross y Harry Potter fueron las más exitosas.

 Lo que también se mantiene es que los juguetes más vendidos se corresponden con precios de rango medio, algo que ya ocurrió en 2019. "El posicionamiento de precios de los productos en el ranking ha ido bajando; el rango 30-50 euros parece ser la norma, cuando hace poco encontrábamos mucha más representatividad en rangos de precio bastante más altos”, apunta el director general de NPD España, que destaca que entre los 15 más vendidos en 2020 figuran nueve de fabricantes españoles, "lo que refleja el buen desempeño de la industria juguetera nacional".

Normas
Entra en El País para participar