Bayer ayudará a CureVac a fabricar la vacuna del Covid-19 en Alemania

Prevé sumar 160 millones de dosis adicionales de este producto en 2022

Vacuna coronavirus
Werner Baumann, CEO de Bayer.

En un momento en el que Europa está comprobando la falta de capacidad industrial para desarrollar las vacunas del Covid-19 que avanzan en la investigación y desarrollo, el gigante alemán Bayer sale en ayuda de la biotecnológica CureVac, también germana y que es una de las empresas con acuerdos con la Comisión Europea para suministrar vacunas. Esa alianza viene a reforzar la firmada entre las dos empresas el mes pasado, cuando Bayer asumió que ayudaría en los ensayos y distribución del producto.

"Estamos planeando agregar 160 millones de dosis adicionales de la vacuna CureVac en 2022 para expandir aún más su red de suministro y capacidad general utilizando la red de fabricación de Bayer. Es posible que el primer producto comercial de esta expansión ya esté disponible a finales de este año", avanzó en un comunicado la empresa.

CureVac tenía previsto producir 300 millones de dosis en 2021 y 600 millones en 2022, de su producto basado en ARN mensajero, como las que ya se comercializan de Pfizer/BioNTech y Moderna. Debido a la cooperación con Bayer, Franz-Werner Haas, presidente de CureVac, anunció que espera elevar la producción el próximo año y fabricar entre 600 millones y 1.000 millones de dosis.

El acuerdo llega en un momento muy delicado políticamente, con críticas a la Comisión por ser incapaz de que los laboratorios cumplan con los plazos de entregas a la UE. Esas críticas se elevan precisamente en Alemania, de donde ha salido la investigación de la primera vacuna del Covid-19 la de BioNTech -asociada con Pfizer-, y Curevac tiene otra en avanzado desarrollo, además de que el país presidido por Angela Merkel ha subvencionado ampliamente a estas empresas.

De ahí la presencia en el anuncio de Bayer y CureVac del ministro de Salud alemán, Jens Spahn, y del ministro-presidente de Renania del Norte-Westfalia, Armin Laschet, que explicaron el acuerdo para ampliar la capacidad de producción de CureVac, que es una pequeña empresa biotecnológica aunque cotizada en el Nasdaq.

Bayer se suma de esta forma a otros gigantes europeos farmacéuticos como Novartis y Sanofi, que anunciaron la semana pasada que ayudarán en la fabricación del producto de Pfizer/BioNTech. "Aunque no hemos producido vacunas anteriormente, tenemos una gran experiencia en el desarrollo de productos biotecnológicos", reconoció Stefan Oelrich, presidente de la división farmacéutica de Bayer, que fabricará en su planta de Wuppertal.

Los gobiernos europeos se han enfrentado a críticas por los cuellos de botella en el suministro y la producción, ya que los fabricantes de vacunas AstraZeneca, Pfizer y Moderna anunciaron recortes en los volúmenes de entrega justo cuando se esperaba que aumentaran la producción.

CureVac cuenta con el respaldo de los inversores Dietmar Hopp, la Fundación Gates y GlaxoSmithKline, así como el gobierno alemán.

CureVac es uno de los laboratorios que forman parte de los seis acuerdos de suministro de la vacuna que ha firmado la Comisión Europea. En concreto, se trata por el momento del mayor de esos contratos, por 405 millones de dosis, aunque la investigación en fase III es una de las más atrasadas y no se espera que la distribución comience hasta dentro de varios meses si previamente consigue tener éxito en su producto experimental.

Normas
Entra en El País para participar