Mercado de capitales

Las empresas disparan las emisiones en el mercado de deuda español un 47%

En 2020 sus colocaciones en el extranjero cayeron un 9,2%, según la CNMV

El nuevo presidente de la CNMV, Rodrigo Buenaventura, en la toma de posesión de su cargo.
El nuevo presidente de la CNMV, Rodrigo Buenaventura, en la toma de posesión de su cargo. EUROPA PRESS

Las empresas españolas se lanzaron el año pasado a emitir deuda para captar financiación y sacar provecho de la intervención que mantiene el Banco Central Europeo sobre el mercado de deuda con sus planes de compra, que por ahora están lejos de finalizar.

Eso sí, las compañías rompieron la tendencia de años anteriores y optaron por el mercado de deuda patrio frente a las plazas extranjeras. Según datos de la CNMV recogidos en su boletín trimestral, las emisiones de renta fja registradas en el supervisor se dispararon el año pasado un 47%, hasta los 132.111 millones de euros. En cambio, las emisiones realizadas en el extranjero cayeron hasta noviembre un 9,2%, hasta los 82.774 millones. Reducen así su representación en el cómputo global, desde el 50,3% de 2019 al 38,5%.

En el cuarto trimestre del año las emisiones de renta fija registradas en la CNMV ascendieron a 54.725 millones de euros, 19.706 millones más que en el mismo periodo de un año antes, un incremento que desde el supervisor se justifica, en gran parte, por las emisiones de titulizaciones realizadas por las entidades financieras para captar liquidez. Una estrategia que se vio favorecida además por las condiciones del mercado.

En el cómputo anual, la CNMV explica que el incremento del 47% registrado por las emisiones realizadas en España se debe al repunte de las titulizaciones, que casi doblaron su importe hasta alcanzar los 36.281 millones, a las cédulas territoriales, cuyo importe se multiplicó por seis, y a las cédulas, que repuntaron un 48% frente al año anterior.

Sin embargo, las emisiones realizadas en el MARF cayeron un 7% frente al año anterior, hasta los 9.584 millones.

Hasta hace poco era costumbre de las empresas acudir a los mercados de deuda de Dublín, Londres o Luxemburgo para emitir deuda, aseguran que así lograban captar el interés de un mayor abanico de inversores. Esto llevó a la CNMV y a BME a hacer esfuerzos para hacerles cambiar de opinión que, vistas las cifras, han logrado su objetivo. El regulador del mercado y el gestor de la Bolsa española, propiedad de Six, emprendieron ya en 2013 la tarea de potenciar el registro de colocaciones en suelo español. Ya en 2013 la CNMV puso en marcha cambios para agilizar y dar más facilidades a las colocaciones, entre otras cosas, permitiendo que los folletos fueran registrados en inglés, mientras que BME optó por rebajar sus tarifas.

Aún así, las grandes empresas aún siguen realizando sus colocaciones en el extranjero. Es el caso de Red Eléctrica o Cellnex, con colocaciones realizadas el año pasado en Dublín. Si bien, en lo que va de año Abertis también ha acudido a Dublín a colocar 600 millones para refinanciar deuda y Nortegás ha hecho lo propio emitiendo allí 550 millones.

Normas
Entra en El País para participar