España pasa de estar a la cola de la UE en ayudas públicas a ir en cabeza en la pandemia

Concede apoyos por el 4% de su PIB, el porcentaje más alto junto al francés

Alemania inyecta el 1% de su economía si bien la cuantía es ocho veces mayor

Sede de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.
Sede de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

España parece haber redescubierto las ayudas públicas durante la pandemia del Covid-19. Mientras que antes del estallido de la emergencia sanitaria, económica y social, el país destinaba a este tipo de iniciativas menos de la mitad de lo que lo hacían el resto de estados europeos, en los primeros meses de la crisis del coronavirus España ha pasado a situarse en cabeza de los países comunitarios que más asistencia estatal han ofrecido en relación al tamaño de su economía, junto con Francia. Así lo destaca la Comisión Nacional de los Mercados y La Competencia (CNMC) en su informe anual sobre las ayudas públicas, que remitió ayer a las Cortes.

Aunque anticipa algunos datos clave sobre 2020, el documento se centra en realidad en las ayudas estatales ofrecidas en 2018, último ejercicio del que hay datos estadísticos oficiales disponibles. Como resultado de su análisis, la CNMC estima que las ayudas públicas españolas se incrementaron ligeramente ese ejercicio hasta alcanzar el equivalente al 0,39% del PIB nacional, frente al 0,31% que suponían en 2017.

Un alza que se debe a ayudas horizontales, no sectoriales, lo que la CNMC celebra. Sin embargo, la cifra se sitúa muy por debajo de la media registrada en la UE, del 0,81%, siendo España el cuarto país de los 28 que menor asistencia pública ofrece, solo por detrás de Irlanda, Luxemburgo y Grecia.

Sin embargo, la CNMC aprovecha el informe para comenzar a analizar, de forma excepcional, los programas de asistencia pública impulsado en la UE a raíz del Covid. En este punto, Competencia destaca “importantes diferencias provisionales entre los distintos países de la UE y del riesgo para el mercado interior”.

Tomando como referencia el primer semestre de 2020, que concentró la primera gran batería de planes de choque ante la propagación del virus por el Viejo Continente, con especial virulencia desde el mes de marzo, la CNMC destaca que tanto España (que inyectó 100.000 millones de euros) como Francia (300.000 millones) movilizaron ayudas públicas por el valor del 4% de su PIB, situándose en cabeza de toda la UE.

Por el contrario, Alemania solo concedió apoyos por el 1% de su economía, si bien la cifra, 820.000 millones, es ocho veces superior a la española. En realidad, España destinó una cuarta parte de los recursos que Italia (450.000 millones) o la tercera que Reino Unido (380.000 millones). “A nivel español, el sistema de ayudas que se ha centrado en avales y garantías más que en subvenciones directas”, recuerda la CNMC, en relación a los avales del ICO, como primera aproximación a un ejercicio de ayudas públicas sin precedentes.

Normas
Entra en El País para participar