Subasta de renovables

Una treintena de empresas se reparten los primeros 3.000 MW verdes de Ribera

En la tarta sobresalen Capital Energy y X-Elio

La fotovoltaica triunfa frente a la eólica, con 2.000 MW muy repartidos

La vicepresidenta cuarta del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, durante una sesión extraordinaria de la Comisión de Transición Ecológica en el Congreso de los Diputados.
La vicepresidenta cuarta del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, durante una sesión extraordinaria de la Comisión de Transición Ecológica en el Congreso de los Diputados. Europa Press

Capital Energy y X-Elio fueron las dos claras ganadoras en la primera subasta de renovables impulsada por Teresa Ribera, vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica, según resaltó ya este martes este diario. Pero la lista completa alcanza hasta una treintena de empresas, muchas conocidas pero otras tantas de reciente aparición.

La puja, la primera desde julio de 2017, estrenó formato y pudieron participar tanto instalaciones nuevas como ya existentes para su ampliación que estén situadas en el sistema eléctrico peninsular y cuyo sistema de almacenamiento, en caso de disponer de él, sea empleado para almacenar la energía producida en la instalación.

Participaron 84 con una oferta de 9.700 MW, más de tres veces la potencia subastada, pero el pastel se lo repartieron entre 32, con un precio medio ponderado de 24,47 euros por megavatio hora (MWh) para la fotovoltaica y de 25,31 euros por MWh para la eólica. No obstante, hay que tener en cuenta que algunas empresas participaron través de distintas filiales, por lo que en realidad el número de adjudicatarios se queda en 27.

Capital Energy, fundada por Jesús Martín Buezas, se impuso en el cupo eólico con 620 MW. Dicha cifra sorprende teniendo en cuenta que era su primera vez en una subasta en España, aunque está en línea con el plan de negocio. La empresa prevé la realización de unas inversiones de más de 10.000 millones de euros para desarrollar una de las mayores carteras de proyectos de energía renovable, fundamentalmente eólicos pero también solares, de España y Portugal: 30 gigavatios (GW) de potencia, de los que más de 6 GW ya disponen de los permisos de acceso y conexión concedidos.

Greenalia y Elawan, la antigua Gestamp Wind, ocuparon la segunda y tercera posición (ver gráfico) con 135 y 105 MW, respectivamente. La tecnología triunfadora fue la solar con más de 2.000 MW adjudicados de los 3.000 MW que salieron a subasta, el 15% sobre el total del paquete de renovables previsto hasta 2025). En concreto, la oferta fue para 1.000 MW de tecnología fotovoltaica y otros 1.000 de eólica, mientras que el resto quedó sin restricción tecnológica.

En este contexto, la Asociación Empresarial Eólica (AEE) ha pedido un mayor cupo de este tipo de tecnología en las futuras subastas de renovables, ya que el mínimo establecido en la celebrada el martes implica una carga de trabajo muy por debajo de la capacidad del sector, cercana a los 4.000 MW anuales. En concreto, reclama asignar 500 MW adicionales a los previstos en las futuras subastas, que según la planificación de Transición Ecológica tendrán un mínimo de 1.500 GW de esta tecnología.

X-Elio, gestionada al 50% por Brookfield y KKR, se hizo con el mayor paquete de fotovoltaica al conseguir 315 MW, seguida de Iberdrola. La energética presidida por Ignacio Sánchez Galán, que no acudió a la última de 2017, consiguió 243 MW. Es líder en renovables en España con una potencia instalada de 16.700 MW, que prevé elevar hasta los 25.000 MW para 2025. El podio lo completó Naturgy con 197 MW.

Según el presidente de la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), Rafael Benjumea, los precios de la subasta permitirán trasladar un beneficio en la factura de la luz de los consumidores. Además, espera que las subastas se completen con la celebración de otra puja específica para proyectos de menos de 10 MW, a la que se reserve un 20% de la capacidad subastada del martes, lo que supondría 600 MW, y otra específica para proyectos con almacenamiento.

El mercado no recibió con muy buenos ojos el resultado de la subasta. Las empresas relacionadas con las renovables se anotaron sensibles caídas en Bolsa. Solaria, que se hizo con 180 MW solares, cayó un 10,82%, el mayor descenso del Ibex y de la Bolsa española en la jornada de ayer.

Normas
Entra en El País para participar