La salida de Repsol aceleró el cambio de control en Naturgy

La petrolera completó su desinversión en 2018, tras 27 años como accionista de referencia junto a La Caixa, dando entrada a GIP y CVC

Isidre Fainé, presidente de Criteria Caixa, y Antoni Brufau, presidente de Repsol.
Isidre Fainé, presidente de Criteria Caixa, y Antoni Brufau, presidente de Repsol.

Criteria Caixa sigue siendo el mayor accionista de Naturgy, con un 24,4% del capital, pero queda lejos la época en la que ejercía el control férreo del gigante energético de la mano de Repsol. La petrolera presidida por Antoni Brufau entró en el capital de Gas Natural en 1991, donde La Caixa ya ejercía como accionista de referencia como empresa insignia en Cataluña, cuando se constituyó Gas Natural SDG, fruto de la fusión de activos de Repsol, Catalana de Gas y Gas Madrid. La Caixa y Repsol firmaron un pacto parasocial en 2000 para el control de la gasística.

Así permanecieron durante 16 años, hasta que la petrolera, que ya había tomado la determinación de convertirse en un operador que ofrecería servicios de luz y gas, optó por iniciar la salida del capital de Gas Natural Fenosa, fusionadas desde 2009 y renombradas como Naturgy en junio de 2018. El primer paso para romper esta alianza fue vender un 10% de sus acciones al fondo estadounidense GIP, que también se hizo con otro 10% de la Caixa gracias al pacto firmado entre los dos accionistas de referencia. El fondo pagó 3.802 millones por el 20% de Gas Natural Fenosa en septiembre de 2016.

El órdago de Repsol se materializó solo año y medio después cuando vendió el 20,07% que conservaba en Gas Natural Fenosa a una sociedad instrumental (Rioja Bidco Shareholding), controlada por el fondo CVC y en la que participa Corporación Financiera Alba, que alcanzaba con esa operación un control indirecto del 5,16% en la compañía. El fondo y la sociedad propiedad del grupo March firmaron un pacto por el que se comprometieron a permanecer en el capital al menos siete años, lo que ofrecía visos de estabilidad y alejaba cualquier atisbo de inversión oportunista en busca de réditos a corto plazo.

La actual fotografía del accionariado de Naturgy muestra como CVC tiene un 20,7% del capital y GIP otro 20,6%. La oferta del fondo australiano IFM, lanzada esta mañana para hacerse con otro 22,7% de las acciones, seguiría dejando a Criteria Caixa como el mayor accionista, con un 24,4% del capital, pero ya sin el respaldo de Repsol y con una orientación claramente diferenciada de los tres fondos.

Normas
Entra en El País para participar