Infraestructuras

OHL negocia elevar un tercio sus avales para competir por nuevos proyectos

Busca 200 millones extra entre sus seis bancos de referencia

OHL negocia elevar un tercio sus avales para competir por nuevos proyectos

La dirección de OHL encara una nueva negociación clave para su futuro. Tras impulsar una ampliación de capital, con la que captará entre 42 y 71 millones, y pactar con los bonistas una rebaja de 105 millones en la deuda (desde 593 millones), la compañía ha abierto contactos con sus bancos de cabecera en busca de una inyección en avales. Se trata de contar con mayores garantías en la mano para impulsar el negocio de construcción.

OHL desarrolla su actividad principal con una primera línea de 300 millones otorgada por lo que en la casa denominan el G6, en el marco de la Financiación Sindicada Multiproducto firmada el 30 de diciembre de 2016. Estos seis acreedores son Santander, CaixaBank, Bankia, Sabadell, Société Générale y Crédit Agricole. Unas entidades que en los últimos años han estrechado el control sobre la constructora, renovando su apoyo por periodos de tres meses y teniendo influencia sobre las distintas operaciones corporativas.

El grupo constructor prevé doblar la contratación anual en tres ejercicios, alcanzando los 4.600 millones en 2023

Una segunda tanda de avales por otros 300 millones depende básicamente de las mismas entidades, pero a través de contratos bilaterales.

A los 600 millones, OHL pretende añadir ahora otros 200 millones, elevando la disponibilidad de avales un 33%. La predisposición de la banca fue esencial para que los Amodio decidieran su entrada en el capital a finales de 2019, comprando un 16% a Grupo Villar Mir.

Fuentes financieras afirman que los seis bancos han estado informados sobre la negociación de la constructora con sus bonistas. OHL, bajo el timón ahora de los hermanos Amodio, va a reducir significativamente el saldo vivo de sus dos bonos, al tiempo que alargará su fecha de vencimiento en tres años, a cambio de aportar garantías a estos inversores.

Nuevas expectativas

OHL 0,64 0,94%

De forma simultánea, el grupo ha revisado su plan estratégico y se ve con posibilidades de elevar las ventas entre el cierre de 2020 y el de 2023, de unos 2.864 millones a 3.714 millones, con una mejora del 29,6%. El ebitda debe dispararse un 128%, desde los 68 millones previstos para el año recién concluido a 155 millones al término de 2023. En cuanto a la actividad, la contratación para 2020, de 2.112 millones, ha de duplicarse para alcanzar los 4.652 millones a la vuelta de tres ejercicios, y la cartera pasaría de 4.470 millones a 6.619 millones, engordando un 48%.

Todo un salto para el que OHL prevé apoyarse en media docena de proyectos en concesión y, ante todo, en la posibilidad de depositar avales para concursar por obra nueva en mercados estratégicos.

El grupo que dirige José Antonio Fernández Gallar reconoce que la obtención de este combustible dependía de encarrilar la reestructuración financiera. Las operaciones, encaminadas a fortalecer el balance con una cifra de 147 a 176 millones entre reducción de deuda y entrada de fondos, deben pasar por una junta extraordinaria de accionistas prevista para la segunda quincena de marzo. Antes de ello, es previsible que la propuesta a los bonistas obtenga el apoyo del 75% de la masa acreedora para promover la migración de las dos remesas de bonos a la deuda de nueva emisión.

En plenas negociaciones a varias bandas, Fitch decidió ayer bajar el rating corporativo y de deuda senior no garantizada de OHL de 'CC' a 'C', ambas calificaciones dentro del rango de deuda "extraodinariamente especulativa".

Normas
Entra en El País para participar