Bolsa de EE UU

De soplón a millonario: La SEC ha repartido más de 600 millones por chivatazos desde 2012

Desde que puso en marcha el programa ha dado incentivos a 134 personas

Emblema de la SEC.
Emblema de la SEC. Reuters

Ser soplón bien merece un premio. Así lo entiende el supervisor de la Bolsa estadounidense, la SEC, que en 2012 puso en marcha un programa para incentivar los chivatazos de aquellos que ayudaran a dar información en investigaciones sobre supuestas irregularidades o infracciones de la ley del mercado de EE UU. Desde que hace nueve años arrancara dicho programa ya ha destinado más de 738 millones de dólares, unos 609 millones de euros, a primar a 134 personas.

Uno de los últimos en recibir este tipo de premio ha sido un denunciante que ha recibido 600.000 euros por dar pistas que han permitido realizar con éxito una investigación. Según el regulador, el soplón "contribuyó sustancialmente a una investigación abierta al proporcionar información detallada y muy valiosa".

No ha sido el único en ofrecer este tipo de ayuda. La SEC ha repartido más de 176 millones de dólares (145,3 millones) a chivatos desde el pasado mes de octubre, lo que ha supuesto batir su propio récord en un año fiscal. "Esperamos que estos premios sigan animando a las personas con información sobre posibles infracciones a las leyes del mercado de valores a informar a la SEC", ha asegurado Jane Norberg, responsable de la Oficina de Denunciantes del supervisor.

Por lo pronto el 2021 ha arrancado con un otro premio para cinco denunciantes de 1,1 millones de dólares por tres investigaciones distintas. Una de ellas, explica la SEC, utilizó información pública de una empresa para comprobar que las métricas que daba no eran correctas.

El dinero repartido entre los chivatos por la SEC sale de las propias sanciones que abonan los infractores al supervisor. El premio varía, dado que puede oscilar entre el 10% y el 30% del dinero recaudado cuando las sanciones superan el millón de dólares.

El mayor premio dado hasta ahora por la SEC ascendió a 83 millones de dólares a tres individuos que proporcionaron en 2018 información de actividades ilegales.

El sistema de chivatazos también existe en el mercado bursátil español pero no está premiado como en EE UU. La CNMV cuenta con un canal para denunciantes anónimos de abusos de mercado desde enero de 2018. Este se vio reforzado en 2019 con la trasposición de una directiva europea que otorga de protección a los chivatos en caso de que sean de la propia empresa.

Normas
Entra en El País para participar