Al menos tres muertos en la explosión de un edificio en la calle Toledo de Madrid

Fuentes policiales apuntan a un problema de la caldera, que en ese momento se estaba revisando, como causa del suceso

Al menos tres personas han fallecido en la explosión de un edificio de seis plantas en la calle Toledo, en el centro de Madrid, en torno a las tres de la tarde, según ha confirmado el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco. Además, habría 11 heridos.

El suceso ha ocurrido en un inmueble situado en el número 98 de la calle Toledo, propiedad del Arzobispado, y las tres últimas plantas han quedado destrozadas. Tras la explosión, se ha producido una gran humareda y parte del edificio ha comenzado a arder. El incendio que se ha producido ha sido finalmente extinguido por los Bomberos que, a media tarde, aseguran tener "controlada" la situación, aunque "llevará tiempo" poder hacer una entrada definitiva y un reconocimiento global del inmueble.

Los tres fallecidos son varones: dos de ellos, viandantes, y el tercero, el electricista que había acudido a arreglar la caldera que supuestamente causó la explosión. De los 11 heridos, cuatro de ellos han sido trasladados a varios hospitales de la región: dos con pronóstico leve, otro con pronóstico reservado y uno, grave, por un politraumatismo.

En una intervención a los medios de comunicación en la zona, el primer edil ha indicado que la deflagración se ha debido a un escape de gas, que ha destrozado tres plantas de ese inmueble. El interior del edificio está ardiendo, según ha informado el alcalde.

La Policía Nacional descarta en un principio un artefacto explosivo o un atentado como causa de la deflagración. Por tanto, las primeras hipótesis apuntan que la explosión se ha producido "de dentro hacia afuera". Y se baraja que se debió a un problema de la caldera del inmueble que en ese momento estaba siendo revisado y explotó. Luego, como consecuencia del gas almacenado se produjo una segunda deflagración, la más importante. De hecho, uno de los dos afectados por el suceso podría ser un joven electricista. Además, todavía se está buscando a una persona, concretamente a un sacerdote que vivía en ese complejo parroquial, según trasladan fuentes de la investigación.

Imagen del edificio donde se ha producido la explosión
Imagen del edificio donde se ha producido la explosión

El inmueble está junto a una residencia de ancianos. Todos los residentes y el personal han sido evacuados y se encuentran en perfecto estado, según ha confirmado el director de la residencia Los Nogales. Una parte de ellos han sido trasladados al cercano hotel Ganivet. En el momento de la explosión había en la residencia más de un centenar de personas.

La primera llamada al 112 tuvo lugar a las 14.56 horas. Hasta el lugar han acudido dotaciones de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid, efectivos de Policía Nacional y de emergencia. Los alrededores han sido ampliamente acordonados y ha procedido a evacuar a los viandantes, según han dicho a Efe fuentes policiales.

La deflagración ha provocado daños materiales muy importantes en este bloque. Numerosos cascotes han caído a la calle Toledo y al patio de un colegio cercano, pero Emergencias Madrid ha subrayado que los niños han resultado ilesos. La explosión ha podido oírse a varios kilómetros a la redonda.

Normas
Entra en El País para participar