WhatsApp en un teléfono móvil.
WhatsApp en un teléfono móvil.

WhatsApp recula y cambia la fecha para aceptar sus nuevas condiciones de uso

Los de Facebook quieren alargar el plazo para combatir la "desinformación".

Seguramente WhatsApp lleve ya algunos días notando en sus carnés la respuesta de los usuarios a la decisión de poner una fecha límite para aceptar sus nuevas condiciones de servicio el próximo 8 de febrero, instante en el que aquellos usuarios que no quieran dar su visto bueno, tendrían que buscarse una alternativa a la aplicación propiedad de Facebook. Y parece que ya lo están haciendo porque a lo largo de las dos últimas semanas, no hay manera de bajar de los dos primeros puestos en las tiendas de apps de iOS y Android, tanto a Telegram como a Signal.

Así que con ese panorama que está engordando a la competencia, los de Mark Zuckerberg han puesto en marcha una estrategia de contención de daños para evitar un problema mayor y han tomado la decisión de alargar ese plazo de aceptación de las nuevas condiciones de uso tres meses, hasta el 15 de mayo de 2021. En el horizonte, el objetivo de convencernos a todos de que esa sensación de que nuestros datos quedarán bajo el control de la red social no es cierta.

Enorme confusión alrededor de los cambios

Esa es, resumiendo mucho, la idea que sobrevuela la cabeza de WhatsApp sobre lo ocurrido en los últimos días. Ni siquiera su intervención apuntando qué datos son imposibles que puedan acabar en manos de Facebook ha evitado que los usuarios huyan en masa a otras alternativas, por lo que han apostado por un retraso justificado en que "existe una gran confusión con respecto a nuestra reciente actualización. Debido a la divulgación de tanta información falsa que genera preocupación, queremos ayudar a las personas a conocer los hechos y comprender nuestros principios".

Aviso de aceptación de condiciones del servicio originales.
Aviso de aceptación de condiciones del servicio originales.

Afirman que, con estas nuevas condiciones de uso, "nada de eso cambió. La actualización incluye nuevas opciones para las personas que compartan mensajes con empresas en WhatsApp, y proporciona una mayor transparencia con respecto a la forma en que recopilamos y usamos los datos". Es por lo que apuntan que solo en la parte Business (empresas) de WhatsApp será donde cambien las cosas a la hora de tratar los datos generados por toda nuestra actividad. Aunque como a día de hoy son pocos los usuarios que la utilizan, su impacto será (de momento) muy limitado.

Para tranquilidad de todos los usuarios, WhatsApp no suspenderá "ni eliminará ninguna cuenta el 8 de febrero". Es más, tomarán toda "una serie de medidas para aclarar la desinformación con respecto a la forma en que funcionan la privacidad y la seguridad en WhatsApp". Más tarde, solicitarán "gradualmente a los usuarios que revisen la política a su propio ritmo antes de que se habiliten las nuevas opciones para empresas el 15 de mayo".

Normas
Entra en El País para participar