El Gobierno ampliará las moratorias en hipotecas y préstamos hasta el 31 de marzo

La prórroga hipotecaria había dejado de estar disponible a partir del 29 de septiembre

La vicepresidenta económica, Nadia Calviño.
La vicepresidenta económica, Nadia Calviño. EFE

El Gobierno ampliará el plazo para solicitar las moratorias hipotecarias y de créditos al consumo hasta el próximo 31 de marzo, ha adelantado este lunes la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, en un encuentro previo a la reunión del Eurogrupo (los ministros de Economía y finanzas de la zona euro) que se celebra esta tarde por vía telemática.

"Aprobaremos en breve la extensión de las moratorias de los créditos hipotecarios y no hipotecarios hasta el 31 de marzo en línea con el marco europeo recientemente aprobado", ha recalcado la ministra antes de una reunión en la que algunos socios como España adelantarán sus planes de inversión y reformas vinculados a los fondos europeos y en la que las capitales debatirán sus estrategias para sortear los desequilibrios macroeconómicos entre países.

Esta ampliación de las moratorias sigue la estela de las prórrogas ya decretadas por el Ejecutivo en los últimos meses. En septiembre, el Consejo de Ministros prorrogó hasta el 31 de enero la prórroga de los contratos de arrendamiento de vivienda durante seis meses para evitar subidas "abusivas" y la posibilidad de solicitar la moratoria o condonación parcial de la renta cuando el arrendador sea un gran tenedor o una entidad pública.

Sin embargo, el Gobierno no amplió la duración de la moratoria hipotecaria, una de las medidas más relevantes del llamado escudo social, que se pudo solicitar hasta el 29 de septiembre. Hasta el momento, según los datos oficiales, cerca de 600.000 personas se han beneficiado de esta medida impulsada por el Ejecutivo a comienzos de la crisis sanitaria.

Ahora, según ha anunciado la ministra, se abrirá una nueva ventana para que las familias soliciten esta prórroga, que permitirá que los más afectados por la crisis vean aliviada su carga financiera.

A estas cerca de 600.000 personas beneficiadas por la moratoria legislativa, según los datos actualizados por el Banco de España, se les suman otras casi 800.000 que no cumplían los requisitos marcados por el Ejecutivo y que tuvieron que recurrir a las moratorias sectoriales, impulsadas por las entidades privadas.

Según las cifras del supervisor financiero, los bancos españoles habían concedido a cierre de noviembre algo más de 1,38 millones de moratorias, tanto de créditos hipotecarios como de consumo, con un saldo vivo pendiente de amortización de 54.451 millones de euros.

 

Normas
Entra en El País para participar