Servicios

Urbaser se lanza a por comprador en un mercado cerrado y en competencia con Ferrovial Servicios

La china CNTY busca interés entre grandes fondos por el 100% del capital

Operarios de limpieza viaria de Urbaser.
Operarios de limpieza viaria de Urbaser.

La firma española de servicios urbanos y medioambientales Urbaser vuelve a estar en el escaparate. Su propietario, el grupo chino CNTY (China Tianying), busca comprador para el 100% del capital a la vista de las dificultades para captar un socio que se hiciera con un paquete significativo, pero no de control.

La empresa, según ha informado esta mañana Expansión, ha sido valorada en 2.400 millones. Una cifra que incluye los cerca de 700 millones de euros de deuda que cuelgan de la misma y que tienen vencimiento en 2024. Un portavoz de Urbaser consultado esta mañana ha eludido hacer comentarios respecto al supuesto intento de desinversión.

Antes de dar este paso, CNTY sondeó el mercado en busca de 400 a 500 millones para reinvertir y, previsiblemente, recortar deuda. La compañía china ha contratado el asesoramiento de Société Générale, Crédit Agricole y Deutsche Bank.

La china CNTY sondeó el mercado en busca de un socio minoritario para captar de 400 a 500 millones para reinvertir y, previsiblemente, recortar deuda

Fuentes del mercado hablan de la dificultad para realizar esta operación en competencia con la venta de otro gigante español del sector, Ferrovial Servicios. Los intermediarios, comentan las mismas fuentes, sondean el interés de grandes fondos, un nicho en el que Ferrovial no ha conseguido concitar el interés deseado. Una ventaja competitiva de CNTY puede ser el conocimiento del mercado asiático y de grandes inversores institucionales de capital público en esa región del mundo.

Acciona también está abierta a escuchar ofertas por su área de servicios, de mucho menor tamaño que las anteriores, y FCC tiene preparada desde hace meses su división medioambiental para la eventual apertura a un accionista minoritario. Sacyr, una vez estabilizada y enfocada hacia el negocio concesional, lleva tiempo asegurando que su brazo de servicios, Valoriza, es rentable y ofrece valor y diversificación al grupo.

El hecho es que este negocio precisa una voluminosa inversión de entrada y los rendimientos brutos no suelen ir más allá del 15%; el alto número de contratos ofrece un notable esfuerzo de gestión y se trata de una actividad difícil de exportar; los contratos suelen ser a corto o medio plazo, y la competencia por los mismos es alta. A todo ello se suma un alto grado de conflictividad laboral y clientes, tanto de la Administración como del sector privado, en plena oleada de contención de costes.

Más de 2.000 millones en ventas

Urbaser, dirigida por José María López Piñol, centra el grueso de su negocio en España, pero ha conseguido presencia en una veintena de países. Sus ventas en 2019 alcanzaron los 2.137 millones, para un ebitda de poco más de 300 millones. Su plantilla supera los 35.000 trabajadores.

ACS salió de Urbaser en diciembre de 2016 embolsándose 1.319 millones y sumando unas plusvalías de hasta 560 millones. Tras ello, el grupo que preside Florentino Pérez se ha mantenido en el negocio de los servicios a través de la filial Clece. Cuatro años atrás, CNTY se propuso hacer de Urbaser la firma de servicios con más influencia del mundo en el área de protección al medioambiente y de servicios en las ciudades. El conglomerado chino ha mantenido la marca desde entonces.

La actividad de Urbaser engloba desde la limpieza viaria y recogida de basuras, hasta el tratamiento y valorización energética de esos residuos, la gestión del ciclo del agua o el mantenimiento de zonas verdes.

La compañía viene de sumar en noviembre contratos en India, Colombia y Ecuador. En el primero de estos países, Urbaser se ha hecho con la limpieza urbana de siete zonas de las nueve en que está dividido el estado de Chennai durante un periodo de ocho años y con un presupuesto de 480 millones. Se trata del mayor contrato conseguido por la firma española en todo el mundo.

Normas
Entra en El País para participar