El Govern atrasa las elecciones catalanas al 30 de mayo por la tercera ola del Covid

El PSC, Comuns y PdCat se oponían a atrasarlas tanto; Vox baraja impugnar la decisión del cambio de fecha

El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès; el presidente del Parlamento, Roger Torrent, y la consejera Meritxell Budó
El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès; el presidente del Parlamento, Roger Torrent, y la consejera Meritxell Budó Europa Press

El Gobierno catalán y los partidos con representación en el Parlamento autonómico han acordado aplazar las elecciones, previstas inicialmente para el 14 de febrero, al 30 de mayo. La mala evolución de la pandemia durante esta tercera ola ha obligado a tomar esta decisión. La incidencia acumulada en Cataluña es de 561 casos por cada 100.000 habitantes. Sin embargo, la propuesta para el cambio de fecha del presidente en funciones de la Generalitat, Pere Aragonés, no ha sido apoyada de forma unánime por los grupos presentes en la reunión.

El líder del PSC, Miquel Iceta, rechaza el atraso de las elecciones al 30 de mayo por no responder "a criterios epidemiológicos sino políticos". "Si solo es un cambio de fecha, no vamos a objetar; vamos a objetar un cambio de reglas del juego", ha explicado en rueda de prensa. El PSC apostaba por el 14 marzo o el 21 de marzo como alternativas a la fecha inicial. Según los socialistas catalanes, ese margen de tiempo es suficiente para que baje el pico de presión que sufren los hospitales en Cataluña en este momento, que los informes de la conselleria de Salud sitúan en el 19 de enero. Comuns y PDeCat también querían una fecha más cercana al 14F. Vox bajara impugnar el cambio de fecha ante los tribunales.

Normas
Entra en El País para participar