Energía

Repsol e Ibereólica inician la operación comercial de su primer parque eólico en Chile

Parten desde puerto de Bilbao los principales componentes tecnológicos de los aerogeneradores

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, y el presidente del grupo Ibereólica Renovables, Gregorio Álvarez, en un acto previo a la salida de aerogeneradores desde Bilbao hacia Chile.
El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, y el presidente del grupo Ibereólica Renovables, Gregorio Álvarez, en un acto previo a la salida de aerogeneradores desde Bilbao hacia Chile.

Repsol y el Grupo Ibereólica Renovables avanzan en la construcción de su primer parque eólico conjunto en Chile, de 189 MW de potencia y denominado Cabo Leones III, con el envío, desde el puerto de Bilbao, de los principales componentes tecnológicos de sus aerogeneradores y con la entrada en operación comercial, desde diciembre pasado, de la primera fase de este proyecto.

Según ha informado Repsol, en esta primera fase el parque cuenta con una potencia de 79 megavatios (MW), que se ampliarán hasta 189 MW con la puesta en marcha de todo el complejo.

Precisamente este viernes se ha realizado un acto en el puerto de Bilbao, desde donde partirán los principales componentes tecnológicos de los 22 aerogeneradores de Siemens Gamesa de la segunda fase de la instalación renovable.

El parque forma parte de la cartera de proyectos en Chile de la joint venture creada en julio pasado entre Repsol y el Grupo Ibereólica Renovables, con un portafolio conjunto de activos en operación, construcción o desarrollo avanzado de más de 1.600 MW con fecha de explotación comercial en el periodo que va hasta el año 2023 y con la posibilidad de superar los 2.600 MW en 2030.

La primera fase de Cabo Leones III, ya en operación comercial, evitará la emisión de 94.000 toneladas de CO2 al año y producirá 280 gigavatios hora (GWh) de energía limpia.

La segunda fase de este proyecto comenzó a construirse en julio de 2020. Las obras están contando con puntas sobre el terreno de hasta 150 trabajadores y la previsión es que entre en operación comercial en el segundo trimestre de 2021.

"Apostar por la industria es apostar por una recuperación económica rápida y estable. Con proyectos como este, un parque eólico en Chile que genera actividad económica también en nuestro país, nos afianzamos como un actor relevante en la reducción de emisiones y como una empresa que contribuye al desarrollo industrial del país", ha destacado el consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz.

Por su parte, el presidente del Grupo Ibereólica, Gregorio Álvarez, ha indicado que con este proyecto su compañía reafirma su compromiso con la innovación como esencial catalizadora del desarrollo en el sector de las energías renovables.

Normas
Entra en El País para participar