Cierre de ejercicio

La temporada de resultados anticipa un caída del 15% del beneficio en el S&P 500 en 2020

Se espera que en 2021 se recuperen niveles precrisis

S&P pulsa en la foto

A la pandemia y las tensiones políticas en EE UU se suma en las próximas sesiones la temporada de resultados, un buen termómetro para comprobar cuán de sostenibles son las subidas acumuladas por Bolsas en los últimos 10 meses, un rally que en Wall Street ha llevado a los tres índices de referencia a cotizar en zona de máximos históricos. Superados los momentos más duros de la crisis, las cuentas de las empresas empiezan poco a poco a recuperar el pulso perdido. Las previsiones que manejan desde Refinitiv apuntan a una caída de los beneficios del S&P 500 del 9,8%, lejos del hundimiento del 45% registrado en el segundo trimestre de 2020, el peor dato desde 2008. Un indicador clave como el beneficio por acción seguirá mostrando caídas del 10,6% en términos anuales para retornar a crecimientos positivos en el primer trimestre de 2021.

Aunque la recuperación vivida por las economías y los mercados a medida que la actividad iba retornando a la normalidad es innegable, las heridas creadas por el Gran Confinamiento siguen pesando y el consenso de los analistas prevé que en el acumulado del año el beneficio de las grandes cotizadas estadounidense se contraiga un 15,2%. Desde Macroyield señalan que además de las cifras de los últimos meses, los inversores tendrán puesta la atención en las previsiones para 2021, año en el que se esperan crecimientos de las ganancias de entre el 22,1% y el 23,6%.

“Los beneficios por acción del S&P 500 pueden colocarse ya por encima de los niveles previos a la crisis en 2021”, señala Patricia García, analista de Macroyield. En el caso del Euro Stoxx la experta espera que esto suceda hasta 2022, mientras que el Ibex 35 tendrá que esperar un poco más.

Pero antes de que esto se produzca, ya en esta campaña de resultados las compañías proporcionarán una orientación después la escasa visibilidad imperante durante la pandemia. De cara al cuarto trimestre de 2020 son 80 las compañías que han proporcionado previsiones, frente a las escasas 50 que lo hicieron en el segundo trimestre. Otro dato para la esperanza es el índice profit warnings que se encuentra en niveles históricamente bajos, lo que es visto por los analistas como una señal de que el índice de sorpresas positivas podría resultar elevado, después de que el trimestre pasado batieran récord con el dato más elevado en una década. Una buena muestra de ello es que de las empresas del S&P 500 que hasta la fecha han presentado sus cuentas (solo el 5% del total) han sobresalido por las sorpresas positivas tanto en beneficio por acción como en ingresos. “Esto nos hace pensar que la campaña podría aportar datos muy buenos en este aspecto”, remarcan desde Macroyield.

Desde Bank of America destacan que los inversores se enfrentan a una campaña de resultados marcada por la tasa de revisión al alza de las ganancias mundiales, que en el mes de diciembre alcanzó su máximo en dos años al situarse en el 1,35. “El aumento de los beneficios superó en número a los descensos en todas las regiones y casi todos los sectores”, señala el banco.

Los sector cíclicos lideran las revisiones al alza de los beneficios por acción

JP Morgan, Wells Fargo y Citi dan este viernes el pistoletazo de salida a los resultados de la gran banca, un sector que podría haberse visto beneficio por el repunte de las rentabilidades en el mercado de deuda en la renta final de 2020 y la mejora las perspextivas económicas. Desde Macroyield recogen que el mercado espera una caída de los beneficio por acción de las entidades aunque inferiores a las registradas en trimestres anteriores. El sentimiento de los analistas para el próximo trimestre es que las entidades sigan beneficándose del alza de las rentabilidades provocado por el triunfo de los demócratas. Las expectativas de un mayor endeudamiento en EE UU ha provocado que las rentabilidade del bono a 10 años estadounidense haya recuperado el 1% y se sitúe en máximos de marzo. Los expertos no descartan un aumento de las operaciones corporativas (fusiones y adquisiciones) en el sector financiero después del parón causado por la pandemia. Desde Macroyuel destacan que como la banca, otros sectores cíclicos son los que más revisiones al alza de sus beneficio por acción para 2021 están recibiendo. Por contra, las grandes tecnológicas, las estrellas de 2020, están perdiendo brillo en los últimos meses en cuanto a las revisiones de beneficio por acción, aunque siguen destacando en el crecimiento de beneficos.

Normas
Entra en El País para participar