Operaciones

EQT prepara la salida a Bolsa de la firma de reproducción asistida Igenomix

El capital riesgo valora la empresa en una empresa una posible venta a un fondo en un ‘dual track’

A la izquierda, Carlos Santana, managing director de EQT; a la derecha, David Jiménez, consejero delegado de Igenomix.
A la izquierda, Carlos Santana, managing director de EQT; a la derecha, David Jiménez, consejero delegado de Igenomix.

EQT trata de sacar lustre a su participada estrella en España. El fondo que pilota Carlos Santana, responsable de la estrategia de private equity en España de esta gestora, trabaja para sacar a Bolsa Igenomix este año. Se trata de una de las compañías punteras españolas, especializada en servicios diagnósticos de fecundación in vitro. Su valoración se puede disparar hasta los 1.000 millones.

Igenomix fue la primera apuesta del fondo nórdico EQT en España con su división de private equity. La compañía, que cuenta con una plantilla de 450 empleados, fue un spin off del líder mundial en reproducción asistida, el español IVI. EQT la adquirió en 2019 de manos del fondo Charme Capital y del equipo directivo, pilotado por David Jiménez, que se ha mantenido al frente de la compañía. El fondo –dueño también de Idealista o Adamo– entonces pagó más de 500 millones de euros.

En estos casi dos años, y en medio de la pandemia por Covid-19, las empresas dedicadas a la salud han sido las estrellas de las operaciones corporativas, disparando su precio. Pese a que el periodo de inversión de EQT en la firma es más reducido de lo habitual para este tipo de fondos, el private equity tiene sobre la mesa lanzar una desinversión en la que recibir en torno al doble de lo que invirtió. Y a ello contribuyen las buenas valoraciones y el apetito por este tipo de empresas.En su caso, el principal atractivo es su potente departamento de I+D+i, donde uno de sus últimos logros ha sido un test PCR en saliva para detectar el Covid-19.

Para esta operación, EQT tiene previsto lanzar este mismo 2021 un dual track, según indican fuentes financieras a CincoDías. Se trata de un proceso en el que los asesores contratados plantean dos alternativas: una salida a Bolsa o una venta a otro fondo. Y cada una de ellas compite para ofrecer al vendedor el mejor precio. Fuentes del fondo sueco no han hecho comentarios a este periódico.

El fondo sueco adquirió la compañía a Charme por 500 millones en 2019

EQT prepara la salida a Bolsa de la firma de reproducción asistida Igenomix

Alternativas

Hay que remontarse unos dos años para encontrar una empresa española que se plantease un proceso así. Desde el debut de Metrovacesa en febrero de 2018, tan solo Solarpack (finales de ese año) y Soltec hace unos meses se han atrevido a debutar en el parqué. Pero todo indica que 2021 será el año de la resurrección de las salidas a Bolsa en España.

Y esto añade muchos incentivos a que la Bolsa sea la opción elegida por la compañía valenciana. De hecho, su anterior accionista, Charme Capital, ya sondeó una colocación bursátil en 2019. Esto permitiría, además, que tanto el equipo directivo –que aún retiene una participación– como el propio EQT se quedasen con una participación en la compañía y participasen de las altas posibilidades de crecimiento. Por el momento, todo apunta a que esta opción gana enteros.

Lo que parece claro es que el debut no sería en la Bolsa española, gestionada por BME. La mayor presencia de fondos especializados en empresas biotecnológicas en mercados como Euronext o Nasdaq parece que decanta la balanza hacia ellos.

La firma cuenta con una fuerte presencia en EE UU, su segundo mercado

De hecho, Igenomix ya barajó debutar en el parqué estadounidense en 2019 cuando estaba bajo el control de Charme Capital. Cuenta además con una fuerte presencia en EE UU, su segundo mercado tras el español y donde tiene uno de sus laboratorios centrales. Tiene laboratorios en China e Italia y presencia en geografías tan dispares como Japón, India, México, Brasil o Canadá.

Pero, por otro lado, los precedentes en esta competición entre salidas a Bolsas y ventas privadas se ha saldado con abrumadoras victorias para esta última opción. Los fondos de private equity cuentan con una inmensa liquidez dispuesta para invertir en cualquier momento a precios imbatibles. Y la ventaja de que permiten a las empresas seguir en la sombra y no desvelar toda su información al mercado. Cierto es que EQT tendría que ceder la mayoría a un competidor, pero la escasez de activos tan apetecibles para el mercado como Igenomix hace que los posibles compradores estén más receptivos a adquirir una minoría y compartir su accionariado con EQT.

Un ejemplo de la voracidad de los vehículos de capital riesgo es Allfunds, otra gran operación en ciernes en el mercado español. Todo apuntaba a una salida a Bolsa. Pero el apetito de los fondos ha hecho a sus accionistas lanzar un proceso de venta exprés, tal y como desveló este periódico el jueves.

Las OPV que se avecinan

  • Previsiones. El presidente de la CNMV adelantó ayer en el XI Spain Investors Day que volverán las salidas a Bolsa en España en los próximos meses. El sector de las energías limpias es el que acapara toda la atención. Ya están manos a la obra Capital Energy, com publico CincoDías el 12 de noviembre, y también OPDEnergy. Las fechas y las valoraciones están por fijar. Repsol prepara el estreno de sus renovables con un valor de partida de unos 4.000 millones, según Barclays. Y no solo eso, la petrolera también está en un proceso de dual track con su nueva filial de clientes. La posibilidad de desprenderse del 25% también pasa por un posibe debut en el mercado de renta variable. La compañía que dirige como consejero delegado Josu Jon Imaz tasa esta filial en 10.000 millones de euros. Sería la mayor salida a la Bolsa española en décadas. Bankinter espera el plácet del BCE para entregar como retribución a sus accionistas Línea Directa, operación anunciada en diciembre de 2019. La plataforma de distribución de fondos Allfunds también estudia sus opciones. Sus dueños quieren exprimir su inversión y lanzarán una subasta de forma inminente para que compita en precio con la potencial OPV, como publicó ayer este periódico. La valoración preliminar de la firma, dirigida por Juan Alcaraz, se sitúa ya en unos 7.000 millones. Está participada por Hellman & Friedman, el fondo soberano de Singapur, BNP Paribas y Credit Suisse.
Normas
Entra en El País para participar