El Ibex, incapaz de recuperar las alzas mira a EE UU con esperanzas

El selectivo español retrocede un 0,14% en su segunda sesión consecutiva a la baja

Ibex
EFE

Tras una primera semana del año de optimismo, los mercados se toman un respiro. La distribución de la vacuna sigue su curso, pero a corto plazo la curva de contagios de Covid va en aumento y las restricciones de los países para contenerla, también. Los detalles del nuevo programa fiscal de ayudas a la economía que quiere aprobar Joe Biden se conocerán el jueves, y los inversores aguardan. El Ibex, que durante gran parte de la jornada se mantuvo en positivo con la ayuda de las subidas de la banca, deja aparcado su intento de recuperar los 8.400 puntos. El selectivo español retrocede un 0,14% en su segunda jornada consecutiva a la baja.

Las caídas del Ibex 35 se situaron en línea con el resto de Bolsas europeas. El FTSE británico retrocedió un 0,65%; el Cac francés, un 0,2%; el Mib italiano, un 0,33% y el Dax alemán cerró en tablas (-0,08%). Al otro lado del Atlántico las pérdidas también ganaron la partida. A media sesión el Dow Jones (-0,09%) y el Nasdaq (-0,01%) se movían sin rumbo claro, mientras el S&P 500 se dejaba un 0,2%.

Los ascensos del sector bancario no fueron suficientes para que la Bolsa española recuperara las ganancias. Sabadell ha sido este martes el valor más alcista de la jornada. La entidad ha sumado un 4,84%, ganancias que en el año se amplían al 16,95%. Al repunte de las rentabilidades en el mercado de deuda, que están sirviendo de aliciente a los ascensos de la banca, se añade hoy la decisión del BCE de no exigir a la entidades capital extra en los proceso de fusión, una medida que favorece muy especialmente a la entidad que preside Josep Oliú, que tras el fracaso de su integración con BBVA se sitúa en el punto de mira.

A la corriente alcista del sector bancario se sumaron el resto de entidades que integran el Ibex 35. CaixaBank y Bankia avanzaron un 2,87%; Santander, un 1,41% y BBVA, un 0,12%. Solo escapó a la corriente alcista Bankinter, que bajó un 0,18%. Además de los ascensos del sector bancario, este jueves las cotizadas vinculadas al sector turismo han brillado con luz propia. IAG se ha anotado un 3,68%; Meliá, un 3,55%; Amadeus, un 1,81% y Aena, 1,15%. Fuera del selectivo, la atención de los inversores está en el sector inmobiliario. Quabit se dispara más del 11% después de conocerse ayer que Neinor Homes va a llevar a cabo una fusión por absorción de Quabit.

En el lado opuesto se situaron Siemens Gamesa (-4,49%), Pharma Mar (-2,84%), Endesa (-2,81%) y Red Eléctrica (-2,37%).

En EE UU continúa además el aumento de la tensión política. Los demócratas tratan de forzar la salida de Donald Trump antes del día 20, cuando tomará posesión el presidente electo. La posibilidad de que la aprobación de un nuevo paquete de estímulos sea rápida impulsa la rentabilidad del bono del Tesoro a 10 años, que sube por sexto día consecutivo y ya cotiza al filo del 1,16%, máximos de mediados de marzo.

El bono español se cotagia y sube hasta el 0,11%, niveles del mes de noviembre, desde el 0,058% de ayer. El Tesoro Público español ha colocado este martes 6.150 millones de euros en letras a seis y doce meses que, no obstante, en ambos casos, han salido a un interés marginal ligeramente superior.

En el mercado de divisas, el dólar frena su remontada y cae un 0,1% contra el euro. Cada euro cotiza a 1,216 dólares.

La principal preocupación de los inversores sigue siendo las restricciones impuestas en Europa para combatir el aumento de casos de Covid-19 y así tratar de combatir la cercana saturación de los sistemas sanitarios. Además, se sigue también el repunte de contagios en China, en donde la provincia de Hebei, cercana a Pekín, es el epicentro del nuevo rebrote y 11 millones residentes están sujetos a restricciones de movilidad para contener los contagios.

"La pandemia continúa fuera de control en EE UU y en Europa, propiciando recortes generalizados en la movilidad y deteriorando las perspectivas de crecimiento económico en el primer trimestre del año. Si bien el mercado sigue teniendo razones para darle más importancia a la previsible recuperación a partir del segundo trimestre, es difícil pensar que el actual deterioro pueda no tener ninguna consecuencia en las cotizaciones", explican desde MacroYield.

Normas
Entra en El País para participar