Temporal

Mercamadrid recupera parte de la actividad y los súper reponen a marchas forzadas

La Comunidad de Madrid cifra en hasta un 25% la pérdida de ingresos de la distribución alimentaria por el temporal

Llegada de camiones con alimentos al mercado central de Madrid, Mercamadrid.
Llegada de camiones con alimentos al mercado central de Madrid, Mercamadrid. EFE

El abastecimiento alimentario en Madrid comienza a coger ritmo tras varios días de dificultades y estanterías que empezaban a vaciarse sin poder reponerse. Aunque la situación dista de ser normal, esta mejora según avanzan los trabajos para despejar carreteras y accesos, pero de forma mucho más lenta allí donde la retirada de la nieve y el hielo no ha comenzado.

El principal motivo para la tranquilidad fue la reapertura de Mercamadrid, una vez se consiguieron adecuar los accesos para el principal mercado mayorista de la región, tarea asumida por la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Hasta la tarde de este martes entraron y salieron de las instalaciones de más de 1.200 camiones, según informó la Consejería de Economía de la Comunidad de Madrid, desde la que se habló de “relativa normalidad” en la actividad, con el funcionamiento de las líneas frutas, hortalizas y pescados, productos que han escaseado en los últimos días en las tiendas. También se permitió el acceso a los minoristas a las instalaciones.

Pero los problemas no estaban solo en Mercamadrid. Las principales cadenas de supermercados, que nutren en su mayor parte las tiendas desde sus propios almacenes logísticos, también han tenido que trabajar duro para poder recuperar su actividad y que los camiones pudieran salir para los establecimientos. La Comunidad de Madrid informó de que los ubicados en Getafe o Valdemoro, donde tienen sendos bloques logísticos Mercadona y El Corte Inglés, ya estaban en funcionamiento, y se esperaba reestablecer los accesos a varias plataformas de Ciempozuelos, donde Mercadona tiene otra de sus principales instalaciones, y en hipermercados de Parla, San Fernando o Guadalix de la Sierra. Según datos de Aecoc, la Asociación de Fabricantes y Distribuidores, el 78% de los centros logísticos que abastecen a los hipermercados y supermercados de Madrid ya recuperaron durante el martes la actividad.

Con ellos lo han hecho también la práctica mayoría de supermercados de la región. El Corte Inglés y Dia, que durante el lunes abrieron parcialmente su red, reabrieron todas salvo “casos puntuales” en el caso de la segunda. Según explicaron fuentes de la compañía, el 90% de los trabajadores de sus almacenes logísticos están ya operativos y se ha activado el turno de noche para enviar género de forma ininterrumpida. Los camiones pudieron salir con mayor fluidez que el lunes y se empezó a distribuir tanto producto perecedero como seco. También sus almacenes han acogido la llegada de los primeros camiones de sus proveedores.

Dificultades

Ahora la dificultad radica en que todas las tiendas de todos los operadores estén abastecidas, algo que todavía llevará días conseguir al menos en su plenitud.

El director general de la patronal Asedas, Ignacio García Magarzo, afirmó hoy que “el suministro está garantizado”, aunque “nos faltan algunas calles importantes que aún no están disponibles”. La mayor tarea está en poder acceder a establecimientos ubicados en calles secundarias que todavía no están despejadas del hielo o incluso de árboles caídos, y no permiten el acceso seguro de los camiones. Para poder enviar género se están utilizando vehículos de menor tamaño.

Desde el sector se insiste en pedir comprensión a la población para que eviten caer en las compras de acaparamiento. Mientras, la menor disponibilidad de productos también tiene efectos. El consejero de Economía, Empleo y Competitividad de la Comunidad de Madrid, Manuel Giménez, estimó unas pérdidas de hasta el 75% de la facturación en transporte, del 20 o 25% en alimentación y hasta el 50% en otros comercios.

Normas
Entra en El País para participar