Aerolíneas

British Airways se enfrenta a la mayor demanda colectiva en Reino Unido por el ciberataque de 2018

El grupo de denunciantes alcanza los 16.000 clientes y está abierto hasta marzo

La cola de uno de los aviones de British Airways.
La cola de uno de los aviones de British Airways.

Los 400.000 clientes de British Airways que vieron comprometidos sus datos personales e incluso financieros, por el fallo de seguridad informática y robo de datos reconocido por la aerolínea en septiembre de 2018, podrían reclamar 2.000 libras (2.240 euros) cada uno, según ha señalado el bufete de abogados PGMBM. La firma ha reunido a 16.000 clientes de la compañía de IAG y tiene hasta finales de marzo para seguir ampliando la base de demandantes.

"Confiamos nuestra información personal a compañías como British Airways y tienen el deber para con todos sus clientes y el público en general de tomar todas las medidas posibles para mantenerla segura", señala Tom Goodhead, socio de PGMBM, a través de un correo electrónico. La aerolínea recibió el año pasado una multa de 20 millones de libras, la mayor impuesta por el ICO, organismo de control de protección de datos del Reino Unido. La propuesta inicial era de 183,39 millones de libras.

La demanda fue presentada en 2018, pero tiene fecha límite hasta marzo para que se unan más víctimas. Los abogados de los demandantes dicen que si todas las víctimas del ciberataque se unieran al reclamo, la responsabilidad potencial de British Airways sería de alrededor de 800 millones de libras.

La Oficina del Comisionado de Información del Reino Unido señaló que su investigación sobre el ciberataque encontró que "la aerolínea estaba procesando una cantidad significativa de datos personales sin las medidas de seguridad adecuadas", exponiendo innecesariamente los datos de los clientes.

British afirmó en una declaración enviada por correo electrónico que continúa "defendiendo enérgicamente su posición frente a las reclamaciones presentadas como resultado del ciberataque de 2018". La compañía avanzó en noviembre ante el tribunal que estaba abierto a entablar conversaciones sobre un acuerdo con los demandantes, según Goodhead. Sin embargo, el despacho no ha recibido aún propuesta alguna. La próxima audiencia está fijada en febrero.

Normas
Entra en El País para participar