Pallete respalda el acuerdo del Brexit y prevé un fuerte rebote de la economía británica en 2021

Telefónica está pendiente de la resolución de Competencia sobre la fusión de O2 y Virgin Media

El nuevo grupo prevé una inversión de 10.000 millones

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.
José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha dado la bienvenida al acuerdo sobre el Brexit alcanzado durante las pasadas navidades, asegurando que marca un nuevo y excitante capítulo en la historia del Reino Unido.

En declaraciones al periódico Daily Mail, el directivo de Telefónica, propietaria en Reino Unido de O2, uno de los principales operadores de telefonía móvil, cree que al salir de la Unión Europea, Reino Unido ganará independencia y una renovada autoconfianza, además de tener una oportunidad para acelerar en la revolución digital. En su opinión, la digitalización pondrá "combustible de cohete" en la recuperación, añadiendo varios pasos para mejorar la conectividad.

Pallete apuesta también por un fuerte rebote de la economía de Reino Unido en 2021, indicando que la confianza del consumidor mejorará con las noticias de la implantación de las vacunas para hacer frente al contagio del coronavirus Covid-19.

Las palabras del directivo vienen en un momento de trascendencia para Telefónica en Reino Unido, uno de sus cuatro mercados estratégicos, junto a España, Alemania y Brasil. La operadora está pendiente de la decisión de las autoridades de la competencia británicas, CMA, sobre la fusión de su filial O2 con el gigante de la banda ancha fija Virgin Media, división británica de Liberty Global.

Las autoridades han iniciado una profunda revisión de la transacción, que supondrá la creación de un nuevo grupo con más de 34 millones de clientes de telefonía móvil y otros cinco millones de líneas de banda ancha. La CMA está concernida en torno al efecto que la fusión podría tener para los usuarios británicos.

Tanto Telefónica como Liberty, que ya han cerrado la financiación de la nueva joint venture, que estará participada al 50% por ambos grupos, han defendido que la fusión debería aprobarse sin condiciones, tal y como sucedió en 2015 con la fusión de BT y Everything Everywhere.

En cualquier caso, Telefónica y Liberty han dejado claro que, tras la fusión, la nueva compañía invertirá más de 10.000 millones de libras en el despliegue de nuevas redes de banda ancha de alta velocidad. Ambos grupos han señalado que Reino Unido debe modernizar su economía y capitalizar la revolución digital, incluyendo el despliegue del 5G, el internet de las cosas y la inteligencia artificial.

Pallete, en sus declaraciones, pide al regulador Ofcom que se enfoque en el incremento de las inversiones en el sector de las telecomunicaciones. "Queremos ayudar a Reino Unido a liderar la carrera de la digitalización", dice el ejecutivo español, quien pide al Gobierno que introduzca cambios en la regulación, para que se facilite la mejora de la cobertura.

Normas
Entra en El País para participar