El 5G pasará por fin de mito a realidad como mercado de masas

El mayor factor a su favor es la disponibilidad de teléfonos más baratos

El 5G pasará por fin de mito a realidad como mercado de masas

El 5G ha tenido un comienzo de vida poco propicio. Aunque los políticos llevan años debatiendo los riesgos de seguridad asociados, pocas personas lo han llegado a utilizar. Los teóricos de la conspiración lo culparon del Covid. Y con los eventos masivos, como los conciertos, cancelados, las telecos han tenido pocas oportunidades de mostrar su nuevo juguete.

El mayor factor a su favor es la disponibilidad de teléfonos más baratos. El nuevo iPhone 12 se vende a 799 dólares en EE UU, solo algo más que los modelos no 5G de Apple. Los de Samsung o Huawei pueden costar solo 250 dólares.

Para las telecos, que han gastado miles de millones en la compra de espectro inalámbrico y en la instalación de equipos, que los consumidores usen el servicio en lugar de solo oír hablar de él es un alivio. En Corea del Sur, históricamente uno de los primeros en adoptar tecnologías, el despliegue de 5G desde abril de 2019 ha ayudado a detener un declive constante en los ingresos que extraen los operadores de cada usuario. SK Telecom, que afirma tener casi la mitad de los 9,25 millones de suscriptores del 5G del país a fecha de septiembre, reportó un aumento de casi el 4% interanual en las ventas trimestrales en noviembre.

La pandemia ofrece más motivos para el optimismo. A finales de 2018, una investigación de PwC sugería que los consumidores podrían pagar 5 dólares más al mes por el aumento de fiabilidad y velocidad del 5G. Después de meses en los que los usuarios se han visto obligados a depender de las intermitentes conexiones domésticas de banda ancha, el atractivo es mayor. Y la noticia del rendimiento superior del 5G se extenderá rápidamente a medida que los usuarios vuelvan a socializar y comparar aparatos.

Los beneficios reales del 5G residen en aplicaciones comerciales como las fábricas inteligentes, la traducción de voz en tiempo real y los juegos de realidad mejorada. Los coches sin conductor o la cirugía a distancia en lugares de difícil acceso siguen siendo perspectivas lejanas. Aun así, el 5G dejará por fin su huella en 2021.