Crónica bursátil

Wall Street se inmuniza de los disturbios en Washington y el bono de EE UU supera el 1%

El Ibex firma su mejor sesión en dos meses y sube un 3,2%

Bolsas europeas Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Wall Street se mantiene al margen del caos. Las principales Bolsas de EE UU apenas se inmutaron ante los disturbios en Washington, cuyas sedes están separadas del Capitolio por unos 200 kilómetros. El Dow Jones mantuvo las ganancias y cerró con un alza del 1,44%, mientras que el S&P 500 sumó un 0,6% y solo el Nasdaq cedió un 0,6%. Pero el mercado tecnológico sufre no tanto por los disturbios como por los resultados de las elecciones al Senado en Georgia. Las tecnológicas son algunas de las compañías previsiblemente penalizadas por la agenda de Joe Biden, que puede adoptar medidas más estrictas con este sector una vez se asegure el control de las dos cámaras.

La deuda, por su parte, reacciona ante los resultados en Georgia, que devolverían el control de la cámara baja a los demócratas. La previsible victoria de dos escaños demócratas, según las proyecciones de la prensa, provoca caídas en los precios y la rentabilidad del bono a 10 años supera el 1%. Las perspectivas de nuevas medidas de estímulo junto a las sospechas de que la Reserva Federal pueda empezar a reducir sus compras de bonos antes de lo esperado, hizo que los rendimientos se dispararan y el de 10 años alcanzó un máximo de la sesión de 1,0524%.

En el mercado de divisas, el dólar baja un 0,1% frente al euro. Con el control sobre ambas cámaras asegurado, los demócratas tienen más poder para promover la agenda del presidente electo Joe Biden y aumentan las expectativas de inflación, ante las expectativas de un paquete de estímulos mayor al que se podría implantar con el Senado en manos republicanas.

Goldman Sachs prevé que, de confirmarse la mayoría de los demócratas en el Senado, se apruebe un nuevo paquete de estímulos económicos por valor de otros 600.000 millones de dólares, que se uniría al de 900.000 millones de dólares aprobado en los últimos días de 2020.

IBEX 35 8.991,20 -0,12%
NASDAQ 100 15.559,49 0,29%
EUROSTOXX 50 4.221,67 -0,05%
Petroleo Brent 85,290 -1,285%
EUR x USD 1,1603 0,069%

Los sectores más beneficiados por el aumento de gasto serían, en opinión de los inversores, el sector financiero y constructoras e industria, mientras que las tecnológicas se anotan las mayores caídas. Caterpillar cerró la sesión con un alza del 5,57 % y Goldman Sachs sumó el 5,4%. Entre las pérdidas, Apple se dejó un 3,4% y Microsoft, un 2,6%.

El Ibex avanza un 3,2%

En España, la sesión fue un regalo de Reyes para los inversores. En una jornada semifestiva para la Bolsa española, el Ibex 35 vivió la que su mejor sesión desde 10 de noviembre. El selectivo español se anotó un 3,20%, subida que le ayudó a recuperar los 8.300 puntos, nivel que no registraba desde hacía un mes. El tirón de la banca ante las expectativas de una victoria demócrata en el Senado y la aprobación por parte de la Agencia Europea del Medicamento a la vacuna de Moderna sirvieron para ahuyentar los temores despertados por el principio de la temida tercera ola y las expectativas de restricciones a imagen y semejanza de las vividas en el primer trimestre de 2020. El pero de la jornada fue que las subidas se produjeron con escasos volúmenes. La Bolsa española movió 1.512 millones, un 50% menos que el acumulado en las primeras jornadas de 2021.

Si bien el selectivo español fue el índice más alcista de la eurozona, las subidas fueron generalizadas. El Dax alemán se anotó un 1,76%; el Cac francés, un 1,19% y el Mib italiano, un 2,4%. Solo por encima de estos se situó el FTSE británico, que sumó un 3,47%. La posibilidad de un control demócrata en el Senado estadounidense sentó de manera muy distinta a los mercados a ambos lados del Atlántico. Mientras en Europa los inversores optaron por ver el vaso medio lleno, quedándose con las expectativas de un mayor crecimiento gracias a los estímulos fiscales que planea el equipo que pilota Joe Biden, en EE UU los inversores pusieron en precio la subida de impuestos recogida a las grandes empresas en el programa demócrata y regulación más estricta de los gigantes tecnológicos, los claros vencedores de 2020. No obstante, al cierre de los mercados europeos, los tres índices de Wall Street lograron sacudirse las pérdidas de comienzo de la jornada. El Dow Jones subía un 1,6%, ganancias que en el S&P 500 y el Nasdaq se limitaban al 1,2% y 0,5%, respectivamente.

Pero las novedades en el mercado estadounidense no le limitaron a las cuestiones políticas. Minutos antes del toque de campana el operador de la Bolsa de Nueva York, New York Exchange (NYSE), rectificaba y confirmó que excluirá de cotización a las tres operadoras estatales china China Mobile, China Telecom y China Unicom a partir del 11 de enero. Una decisión que se conoce después de que el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, confirmara al director general del NYSE que no estaba de acuerdo con la decisión de revertir las exclusiones

En la Bolsa española los ascensos fueron generalizados, pero en sintonía con el resto de Europa, donde el sector bancario fue el más alcista (5,53%), los bancos lideraron la escalada. Santander se anotó un 6,87%; Sabadell, un 6,38%; Bankinter, un 6,1%; BBVA, un 5,77%; CaixaBank, un 5,67% y Bankia, un 5,63%. Junto a las entidades también destacaron los ascensos de las renovables (Solaria sumó un 6,25% y Siemens Gamesa, un 5,26%) y firmas vinculas al turismo como IAG (5,61%) y Meliá (4,49%). Solo cinco valores escaparon a los ascensos. Cellnex corrigió un 5,66%; Pharma Mar, un 1,8%; Viscofan, un 0,85%; Grifols, un 0,58% y Merlin, un 0,19%.

El mayor apetito de los inversores por el riesgo se tradujo en un alza de las Bolsas y caída de los bonos. Los inversores aprovecharon la jornada para deshacer su posición en renta fija, movimiento que se tradujo en un alza de las rentabilidades. El rendimiento de la deuda española a 10 años subió al 0,046% desde el 0,035% anterior mientras la prima de riesgo bajó a los 56 puntos básicos, mínimos de septiembre de 2009.

Los inversores prolongaron las subidas del crudo un día después del acuerdo al que llegaron la OPEP y sus aliados. El Brent sumó un 1,75% y recuperó los 54 dólares, máximos de febrero de 2020.

Normas
Entra en El País para participar