Transporte

Canaryfly para en Canarias hasta el 21 de marzo por las restricciones a los vuelos entre islas

La aerolínea acusa el hundimiento de las reservas y mantiene la venta de billetes a partir del 22 de marzo

Uno de los ATR72 de Canaryfly en pleno vuelo.
Uno de los ATR72 de Canaryfly en pleno vuelo.

La aerolínea canaria Canaryfly va a dejar toda su flota en tierra entre el próximo lunes 11 de enero y el 21 de marzo una vez que su mercado esencial, el del tráfico entre islas, está prácticamente cerrado por las restricciones a la movilidad para frenar la Covid-19.

La low cost también argumenta “el considerable descenso en la venta de billetes”. La práctica desaparición del turismo en la temporada alota canaria ha impactado de forma definitiva en una compañía que ahora busca reducir sus costes.

Segunda paralización por la pandemia

Canaryfly ya se vio obligada a bajar su flota a tierra durante la primera oleada de la pandemia. Retomó su actividad el 1 de julio, después de más de tres meses de parálisis. Entonces regresó con una veintena de vuelos diarios entre Gran Canaria, Tenerife, Fuerteventura, Lanzarote y La Palma, y con 30.000 plazas vendidas para viajar en julio y agosto.

También falta el viajero local. “Son muchos los pasajeros habituales que, a causa de la pandemia, han dejado de volar. Los canarios han dejado de viajar por placer u ocio y, únicamente, se trasladan entre islas cuando resulta estrictamente necesario. Esto ha generado en los últimos meses un notable descenso en la ocupación de prácticamente en todos nuestros vuelos”, ha señalado a través de un comunicado Régulo Andrade, director general de Canaryfly.

La empresa confía en ir retomando la normalidad a partir de la Semana Santa: “Necesitamos detenernos ahora para, a partir del próximo 22 de marzo, poder volver a rendir al 100% tal y como nuestros pasajeros merecen y esperan de nosotros”, ha añadido el directivo.

La firma canaria mantiene activa la venta de billetes en su página web, con reservas abiertas a partir del citado 22 de marzo. En su comunicado también garantiza que los clientes con billetes para volar durante el periodo de parón “serán atendidos, ofreciéndoles bien la reubicación para volar en la misma fecha prevista, bien ofreciendo la máxima flexibilidad para realizar cambios en sus billetes. Ninguno de nuestros pasajeros va a perder su dinero”, puntualiza el director general Andrade.

Con base principal en el aeropuerto de Gran Canaria, Canaryfly se presenta como la única aerolínea de bajo coste haciendo vuelos entre islas en el archipiélago canario.

Normas
Entra en El País para participar