La Airef estima que el cuarto trimestre de 2020 se saldó con un avance de PIB del 1,3%

Basa sus cálculos, que contradicen la proyección de contracción anunciadas por el grueso de los analistas, en los datos de afiliación y consumo eléctrico

La presidenta de la Airef, Cristina Herrero.
La presidenta de la Airef, Cristina Herrero.

Pese al impacto de la segunda ola de la pandemia del coronavirus sobre la economía española, el PIB habría logrado culminar el cuarto trimestre del año con un ligero ascenso. Así lo espera, al menos, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef).

El organismo que dirige Cristina Herrero ha revelado este martes que su modelo de proyecciones apunta a que el cuarto trimestre de 2020 se habría saldado con un avance del 1,3% en tasa intertrimestral.

Los cálculos del organismo fiscalizador se basan en el análisis de los datos de afiliación a la Seguridad Social de diciembre de 2020, publicados hoy por el Ejecutivo central, así como en la información disponible sobre el consumo eléctrico.

“El modelo recoge los datos de consumo de energía eléctrica correspondientes a diciembre, que mejoran la estimación, y los datos de afiliación media una vez corregidos por la incidencia de los ERTE por fuerza mayor, con un efecto a la baja en la estimación”, explica la Airef, que detalla que el índice “incorpora en la estimación un 50% de los datos del cuarto trimestre de 2020 (87,5% de los datos de octubre, 37,5% de noviembre, 25% de diciembre)”. “Se seguirá actualizando en las próximas semanas según se vayan publicando nuevos datos”, avanza el organismo.

Previsiones de caída

Las estimaciones de la Airef contrastan con las previsiones publicadas por el grueso de analistas del Panel de Funcas o el Consejo de Economistas, que apuntan a una reducción del PIB en el cuarto trimestre de hasta el 3%, o el escenario central manejado por el Banco de España, que prevé que el descenso sea del 0,8%.

De cumplirse la previsión de la Airef, la economía española esquivaría una temida segunda caída a negativo en el mismo ejercicio como consecuencia de la pandemia. En concreto, el PIB cedió un histórico 5,3% en el primer trimestre debido a las dos primeras semanas de estado de alarma decretado a mediados de marzo.

A partir de ahí, el confinamiento y el cese de la actividad no esencial causaron un desplome que rebajó al PIB un 17,9% en el segundo trimestre del año, una caída de una verticalidad sin precedentes en tiempos de paz.

Finalmente, en el tercer trimestre del año, debido al fin de la desescalada de las restricciones y a la temporada veraniega, la economía española repuntó un inédito 16,4% intertrimestral. A partir de ahí la tesis del grueso de economistas es que comparar un cuarto trimestre sin el impulso de la actividad del verano y acuciado por las nuevas restricciones de la segunda ola del virus con el rebote del tercer trimestre arrojaría un nuevo saldo negativo.

Los datos de la Airef, sin embargo, avalarían la tesis del Gobierno que, como avanzó la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, no tiene como escenario central una estimación de caída del PIB en el cuarto trimestre de 2020.

Habrá que esperar aún unas semanas hasta conocer el dato oficial. Su importancia, más allá del balance que se pueda hacer con él del impacto de la pandemia en la economía durante 2020, radica en su capacidad para lastrar o no la recuperación que se espera que arranque en 2021.

Normas
Entra en El País para participar