Tecnología

Facebook paga 34,4 millones en España para saldar sus deudas con Hacienda

La red social abona la cuantía a través de una sociedad extranjera del grupo, de modo que no ha tenido impacto en la cuenta de resultados de la filial española en 2019

Logo de Facebook.
Logo de Facebook.

La compañía de Mark Zuckerberg ha decidido saldar su deuda con Hacienda en España, al igual que ha hecho en otros países, y ha desembolsado 34,4 millones, según consta en las cuentas de Facebook Spain de 2019 depositadas en el Registro Mercantil. Casi la totalidad de esa suma, 33,15 millones, corresponde con “un pasivo” con la Agencia Tributaria, pero la empresa no detalla el origen de esa deuda en la memoria. Tampoco su auditora EY ha hecho ninguna salvedad al respecto en su informe.

El pago, según indica el documento, ha sido asumido por otra sociedad del grupo, su matriz irlandesa (Facebook Ireland Holdings), de modo que el desembolso no ha tenido impacto en la cuenta de resultados de la filial española, que ha actuado en este caso “como agente de pago para esta operación”.

La memoria detalla sobre el procedimiento seguido que se ha registrado un crédito por ese importe frente a otra empresa del grupo, y añade que 14,5 millones fueron pagados tras el cierre del ejercicio y el resto lo abonaría antes del 31 de diciembre de 2020.

El balance incluye igualmente una provisión adicional de 1,23 millones por el impuesto de sociedades y los intereses relacionados relativos a ejercicios anteriores. De esta cantidad, 659.077 euros corresponden a los ejercicios 2013-2016, y el resto a otros ejercicios abiertos a inspección (2017-2018), detalla la memoria.

Un portavoz de Facebook señala que la compañía ha llegado a este acuerdo con la Agencia Tributaria española para cerrar las liquidaciones fiscales correspondientes al periodo 2013-2018 y recuerda que otras empresas han alcanzado pactos similares en España. También añade que la red social se esfuerza por colaborar con las autoridades fiscales y que está comprometida a resolver cualquier desacuerdo a través de discusiones abiertas.

Ciertamente, Facebook, que también decidió ponerse al día con el fisco italiano en 2018, cuando abonó 100 millones para saldar deudas de impuestos atrasados de entre 2010 y 2016, y con el francés, tras pagar 108 millones este verano, sigue en España los pasos dados por otros titanes tecnológicos como Microsoft, Amazon, Apple o Google, que igualmente se vieron obligados a regularizar su situación con Hacienda tras diferentes inspecciones de la Agencia Tributaria.

La suma desembolsada por Facebook, en cualquier caso, es la más abultada hasta la fecha. La siguiente por volumen sería la de Microsoft que tuvo que abonar 11,9 millones tras perder un pleito con Hacienda por el impuesto de sociedades de los ejercicios 2004 y 2005 e iniciar negociaciones por otro litigio que tenía abierto con esta institución por 18 millones.

La puesta al día de Facebook con Hacienda se produce también cuando está a punto de entrar en vigor la llamada tasa Google, un impuesto que gravará a partir del 16 de enero algunos servicios digitales, como la publicidad digital (principal negocio de la red social), con un 3%. Con esta tasa se trata de zanjar la polémica sobre la escasa factura fiscal que pagan los gigantes tecnológicos en España por su ingeniería fiscal.

Más allá del tema fiscal, Facebook Spain cerró 2019 con una cifra de negocio de 261,6 millones de euros, un 132% más que en 2019 y 26 veces la cifra alcanzada en 2017, cuando la compañía declaró unos ingresos de 10,1 millones. Este aumento de sus ingresos obedece a que la compañía decidió en 2018 empezar a facturar a la mayoría de sus clientes desde España, actuando como revendedor de publicidad de Facebook Irlanda.

Pese a ello, la compañía recortó el pasado año su beneficio un 4,5% en España hasta los 513.720 euros. Y es que la filial española tuvo que pagar 235,8 millones de los 250,5 millones que ingresó por publicidad en España en concepto de gastos a la sociedad irlandesa. La red social tampoco disparó su factura fiscal, pues aunque declaró un impuesto de sociedades de 3,02 millones en 2019 frente a los 864.098 euros del ejercicio anterior, triplicando la cifra, si se le restan los 1,2 millones abonados antes por la inspección de la Agencia Tributaria, la factura fiscal no llegaría a los dos millones.

Facebook Spain, que elevó sus gastos de personal de 8,14 millones a 12,3 millones, al pasar de 39 a 79 el número de empleados en el ejercicio, obtuvo el resto de sus ingresos, 11,1 millones (frente a los 9,2 millones de un año antes) por prestación de soporte y servicios de marketing y venta al grupo.

La compañía advierte en sus cuentas del brote de Covid-19 como un hecho posterior al cierre de su ejercicio, pero señala que hasta el momento de presentar este informe "ha continuado con sus operaciones comerciales con reducida interrupción". La sociedad añade que es difícil cuantificar el impacto financiero que puede tener la pandemia debido a que la escala y duración de la misma siguen siendo inciertas, pero señala que no espera un impacto negativo sustancial.

Normas
Entra en El País para participar