Diálogo social

Montero traslada la posible subida del salario mínimo al segundo semestre de 2021

La ministra portavoz sugiere que esta renta no subirá, al menos en la primera mitad del próximo año, por la elevada incertidumbre económica que existirá

De izquierda a derecha los líderes patronales Gerardo Cuerva (Cepyme), Antonio Garamendi (CEOE), la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y los líderes sindicales Unai Sordo (CC OO) y Pepe Álvarez (UGT).
De izquierda a derecha los líderes patronales Gerardo Cuerva (Cepyme), Antonio Garamendi (CEOE), la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y los líderes sindicales Unai Sordo (CC OO) y Pepe Álvarez (UGT).

El ministerio de Trabajo aún tiene pendiente una reunión con patronal y sindicatos la próxima semana para tomar la decisión final sobre la posible subida o no del salario mínimo interprofesional (SMI) en 2021. Si bien, la portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha despejado hoy un poco más esta incógnita, al dar por hecho que esta renta no se elevará hasta, al menos, el segundo semestre de 2021, cuando se pueda evaluar mejor la marcha de la economía y su recuperación.

"No podemos ignorar la situación económica", ha dicho Montero durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros tras lo que ha añadido que "el próximo semestre va a ser muy dependiente de como circule el virus, va a tener esa incertidumbre y por eso la posición del Gobierno es de prudencia. Dicho esto ha asegurado que el Ejecutivo respetará el diálogo con patronal y sindicatos "pero como en este momento no estamos en una previsión cierta habrá que revaluar esta situación a partir del próximo semestre". Será entonces, a partir de julio del próximo  "cuando ya estaremos en condiciones de evaluar el devenir en el segundo semestre y tomar la decisión más correcta", ha insistido.

La ministra portavoz ha zanjado así la polémica interna generada en el Ejecutivo por la intención de la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, de Unidas Podemos, de elevar el salario mínimo al menos el 0,9% en la misma proporción que subirán desde enero próximo los sueldos de los empleados públicos y las pensiones (las mínimas se elevarán un 1,8%). Este incremento en el salario mínimo supondría unos 8,5 euros más al mes en esta renta actualmente fijada en 950 euros al mes en 14 pagas.

Sin embargo, pese a los intentos públicos y privados de Díaz de sacar adelante este incremento del salario mínimo de manera inmediata, parece que esta batalla la va a ganar la vicepresidenta económica del Gobierno y ministra de Economía, Nadia Calviño que fue la primera en defender una congelación, al menos de momento, de esta renta. Si bien, tanto Montero como la propia Calviño y la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, ha manifestado reiteradamente que aunque no se suba el salario mínimo a partir de enero, el Gobierno cumplirá su compromiso del pacto de coalición con Unidas Podemos de subir esta renta al 60% del salario medio al final de la legislatura.

Así lo ha dicho también una vez más hoy Montero: "Está fuera de toda duda este compromiso del Gobierno y en concreto de su presidente, Pedro Sánchez. Pero hay que actuar con inteligencia política y ser capaces de acompañar el momento económico tan grave que justifica, entre otras cosas, las ayudas por más de 4.200 millones de euros aprobadas hoy". Y ha añadido que "hay que ser capaces de hacer este equilibrio, cumpliendo el compromiso en toda la legislatura pero sin que se destruya empleo y acompañando a las empresas en este difícil tránsito hasta que llegue la vacuna".

 

Normas
Entra en El País para participar