Restauración

Santander y KKR inyectan 82 millones en Telepizza

El banco aporta un crédito avalada por el ICO de 40 millones

Santander y KKR inyectan 82 millones en Telepizza

Dinero fresco para Telepizza. La compañía de restauración, ahora denominada Food Delivery Brands, recibirá 82 millones de euros en nuevos fondos, que le darán más liquidez en un año de sufrimiento por la crisis del coronavirus.

Un importe que se divide en dos tramos. El primero es un nuevo crédito de 40 millones concedido por Santander y que cuenta con el aval del ICO a un pazo de cinco años y un interés anual del 3,75%. Entre los requisitos, ha informado la empresa, se incluye que Food Delivery Brands deberá contar con un nivel mínimo de liquidez, aunque no ha detallado cifra. Un préstamo que se suma al que ya recibió la compañía al inicio de la pandemia por 10 millones y que se integrará en esta nueva financiación.

Además de la liquidez mínima, otros requisitos para que Telepizza acceda a este crédito es, además de la confirmación de la garantía ICO, que el propietario del grupo, el fondo KKR, aporte al menos 20 millones de euros durante las próximas semanas.

A ellos se sumarán otros 22, que harán un total de 42 millones de inyección directa de los accionistas. "Los compromisos de fondos recibidos demuestran la confianza y el compromiso de KKR y el resto de los accionistas en Food Delivery Bands y su equipo directivo en que la compañía se convierta en el operador digital multimarca líder a nivel mundial", valora en una nota de prensa el socio de KKR Nat Zilkha.

El grupo de restauración nombró hace escasas fechas a Jacobo Caller como nuevo consejero delegado. "Con esta contribución de fondos, el grupo contará con la solidez financiera a medio plazo para ejecutar su plan de negocio y continuar ofreciendo la mejor experiencia para el consumidor”, ha valorado, agradeciendo "la confianza y el apoyo de Banco Santander, ICO y los accionistas de Food Delivery Brands”.

Como publicó este periódico a finales de noviembre, Food Delivery Brands seguía explorando recurrir a nueva financiación avalada por el ICO. En su informe financiero del tercer trimestre detallaba contactos "con varias entidades financieras españolas” para explorar el acceso a más créditos de este tipo, “diseñados para cubrir los impactos derivados del Covid". Además, analizaba recurrir a “otras alternativas de financiación" de cara a “optimizar la actual estructura de capital, con el fin de adecuarla a las nuevas circunstancias comerciales y al entorno económico y competitivo como consecuencia del Covid-19, además de obtener los recursos financieros necesarios para desarrollar completamente el plan de negocio para los próximos años”.

Además de los créditos ICO; Telepizza también ha accedido a un crédito revolving de  45 millones con vencimiento en 2026 y facilitada por cuatro entidades. A 30 de septiembre esta línea ya estaba totalmente dispuesta. La posición de caja en esa fecha era de 50 millones, que según la empresa le permitía “abordar la emergencia sanitaria y continuar con las operaciones”.

Hasta septiembre, Telepizza registraba una pérdida neta atribuible de 38,6 millones y unos ingresos de 257 millones, un 12% menos. Junto a los de las franquicias, estos eran de 726 millones, un 21,4% menos.

Aún así, la actividad mostró signos de recuperación en el tercer trimestre, dando continuidad a los buenos síntomas mostrados en mayo y en junio. Durante ese periodo los ingresos de Food Delivery Brands alcanzaron los 86 millones, un 16% menos que un año antes, o dicho de un modo optimista, una recuperación del 84% de las ventas. Una cifra que corresponde a los restaurantes gestionados directamente por la compañía, hasta 465. Lo que la compañía llama ventas cadena, que incluyen tanto locales propios como franquiciados, alcanzaron los 241 millones, un 23,6% menos. El ritmo de recuperación en estos últimos es más lento, en tanto que también se han visto afectados por un mayor número de cierres.

A 30 de septiembre pasado, este tipo de locales eran 1.804, 101 menos que en el año anterior.En esa fecha ya había podido reabrir el 89,4% de la red, aunque con una mayor proporción en el mercado Europeo, con el 97%. En Latinoamérica las reaperturas alcanzaban el 82%.

Food Delivery Brands también consiguió registrar un ebitda positivo entre julio y septiembre, de siete millones de euros, casi un 60% inferior al que tenía hace un año.

Normas
Entra en El País para participar