Pandemia

Duro castigo en Bolsa a los valores turísticos y a los sectores de banca y energía

IAG y Meliá Hoteles se desploman por las restricciones de vuelos y hospedajes

Una mujer a su llegada al aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas este lunes.
Una mujer a su llegada al aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas este lunes. EFE

La nueva cepa del coronavirus en Reino Unido sacude las Bolsas. La imposición por parte de cada vez más países europeos, incluida España, de nuevas restricciones a los vuelos y transportes procedentes del país británico golpea duramente a los valores relacionados con el turismo. También se ven afectados en Europa sectores más cíclicos, como el bancario, y el de energía, ante el retroceso que ha sufrido el petróleo.

Dentro del Ibex 35, Ias acciones del holding aéreo IAG, dueño de Iberia y British Airways, llegaron a desplomarse un 16% al volver a cotizar tras media hora inhibidas, registrando así caídas similares a las de los peores momentos del estallido de la pandemia en marzo. Han cerrado con una bajada del 7,96%.

Por su parte, Meliá Hoteles, también inhibida durante la primera media hora de la sesión, cayó un 2%, aunque ha llegado a desplomarse más del 10%, por las restricciones en los hospedajes al cancelarse los vuelos. "Las acciones cotizan en torno a los 5,20 euros por acción tras dejar un mínimo en los 4,95 euros, por lo que si no encuentra demanda, podrían atacar nuevos mínimos", apuntan Diego Morín, de IG. Aena y Amadeus ceden un 2% y un 4%, respectivamente.

La nueva cepa en el país británico, más contagiosa, ha provocado una cascada de bloqueos y cancelaciones en los transportes a nivel mundial, tanto dentro como fuera de Europa, después de que el Gobierno de Boris Johnson reconociese que la variante está "fuera de control". Además, un portavor del gobierno británico ha confirmado que la mutación también se ha detectado en Gibraltar, así como en Dinamarca, Países Bajos y Australia.

Así, una quincena de países, también España en coordinación con Portugal, han suspendido sus conexiones con el Reino Unido. En concreto: Bélgica, Austria, Letonia, Países Bajos, Italia, Austria, Irlanda, Francia, Bulgaria, Polonia, República Checa, Finlandia, Dinamarca, Hungría y Suecia.

El impacto de estas actuaciones en estas economías puede ser muy negativo", apuntan en Link Securities", donde constatan que los valores con una elevada exposición al mercado británico o los del sector ocio y turismo son los "más castigados" por los inversores. Además, hay que sumar la incertidumbre sobre si habrá un acuerdo comercial entre el Reino Unido y la Unión Europea (UE) antes de que termine el actual periodo de transición, el próximo 31 de diciembre.

Así, no solo se han visto afectados los valores turísticos. También han sufrido fuertes caídas los sectores del Euro Stoxx de banca y energía, con retrocesos del 3,6%. Por su parte, el sector de viajes y turismo ha perdido el 3,1%.

Dentro del selectivo español, Sabadell ha restado un 6,79% y Santander, el 4,94%. Bankia, BBVA, Bankinter se dejaron más del 4%. Por su parte, Repsol registró una caída del 3,7% ante el hundimiento del precio del petróleo: el Brent bajó un 4% hasta lo 50 dólares el barril ante los temores de la expansión del Covid-19 por la nueva cepa.

"La extensión de las negociaciones entre Londres y Bruselas trajo tranquilidad a los inversores y empresas vinculadas al sector turístico. Sin embargo, una nueva cepa del coronavirus reconocida en suelo británico ha provocado el caos en los mercados", señala el analista de IG, que apunta que en el caso de Sabadell "si el banco catalán ya se encontraba expectante ante el Brexit, esta nueva cepa provoca mayor inestabilidad en las intenciones del banco de desprenderse de su filial británica".

El coronavirus se ha cebado de manera especialmente intensa con los viajes y el turismo, que en este 2020 han perdido en torno a 100.000 millones del PIB y están en el aire  700.000 empleos, según el World Travel and Tourism Council (WTTC).

"La preocupación de verdad del mercado es la incertidumbre por saber si la vacuna va a funcionar en estas nuevas cepas, ya que de no ser así, las empresas farmacéuticas podrían volver a necesitar mucho tiempo para realizar las pruebas pertinentes y esto podría dificultar la recuperación económica que ya se anticipa para 2021 a nivel mundial", explica el también experto de IG, Sergio Ávila.

Normas
Entra en El País para participar