Cómo evitar que Microsoft 365 se renueve de forma automática

Cómo evitar que Microsoft 365 se renueve de forma automática

Así puedes desactivar la renovación automática a Microsoft 365

Microsoft ofrece su propia suite ofimática con útiles herramientas para crear documentos, presentaciones, gestionar el correo electrónico, etc. Un software al que podemos acceder a través de la compra de una licencia o bien de una suscripción al servicio Microsoft 365. Esta suscripción incluye aplicaciones premium de Office y un espacio en la nube para compartir entre todos nuestros dispositivos y guardar todo lo que queramos.

Además, con una suscripción a Microsoft 365, es posible acceder a funcionalidades de asistencia inteligente, un montón de plantillas, fotos, iconos y fuentes premium para Word, Excel y PowerPoint. También es posible disfrutar de protección de seguridad en Outlook, utilizar dicha suscripción en varios dispositivos a la vez o acceder al servicio de soporte técnico fácilmente.

Si eres cliente de Microsoft 365 ya conocerás bien sus características y ventajas, pero si están pensando en contratarla es conveniente que revises toda la información antes de hacerlo. De cualquier forma, hay una cosa que es interesante saber, la suscripción se renueva de manera automática a la finalización de la misma, por lo que, si no estamos atentos y queremos darnos de baja del servicio, puede que se nos cobre y renueve sin darnos cuenta.

Desactivar la renovación automática de Microsoft 365

Cómo evitar que Microsoft 365 se renueve de forma automática

Para desactivar la renovación automática de Microsoft 365, lo primero que tenemos que hacer es ir a la página de inicio del servicio e iniciar sesión en nuestra cuenta de Microsoft.

A continuación, en la esquina superior derecha encontraremos la foto de nuestro perfil o iniciales. Hacemos clic en ella y seleccionamos la opción Mi cuenta de Microsoft. Seguidamente, en la barra de navegación de la parte superior nos dirigimos hasta la opción Servicios y suscripciones y después hacemos clic sobre la opción Administrar servicios y suscripciones de Microsoft 365 que nos aparece al lado derecho de nuestro nombre de usuario.

Esto nos llevará a una página en donde podremos ver la información de nuestra suscripción. Ahí hacemos clic en la opción Administrar y a continuación, en Configuración de pago seleccionamos la opción Cambiar y en el menú que se nos muestra elegimos la opción Desactivar facturación periódica. Nada más hacer esto, nos desplazamos hasta el final de la página y volvemos a pulsar sobre el botón Desactivar la facturación periódica.

Si todo va bien, la renovación ya no se realizará automáticamente pero podremos seguir utilizando las aplicaciones y servicios de la suscripción hasta la fecha de finalización sin ningún problema.

Normas
Entra en El País para participar