Ópticas

GrandVision eleva pérdidas en España tras la compra de Óptica 2000

Superó el millón de euros de números rojos pese a mejorar ventas

GrandVision eleva pérdidas en España tras la compra de Óptica 2000

La filial española de GrandVision, uno de los gigantes europeos del sector óptico, incrementó sus pérdidas en el ejercicio 2019, cuando cerró la compra de Óptica 2000 a El Corte Inglés.

Así lo reflejan las cuentas anuales de GrandVision Spain Grupo Óptico depositadas en el Registro Mercantil, que arrojan unos números rojos de un millón de euros, un 43% más de las que tuvo en el ejercicio anterior. Son ya al menos 10 los ejercicios consecutivos en pérdidas de esta sociedad, que hasta 2019 era MasVisión, una de las marcas con las que opera en España.

El motivo para aumentar esas cifras negativas es el incremento en los gastos financieros relacionados con la compra de Optica 2000,. La operación se cerró en febrero de 2019, como adelantó CincoDías entonces, por 89 millones, de los que 79 se abonaron “mediante un cheque bancario”. Los otros 10 fueron asunción de deuda. Para ese abono, la matriz de la filial española le concedió un préstamo de 80 millones, lo que ha generado una deuda que conlleva un alza de los costes financieros.

Ello pese a que GrandVision España se anotó una reversión de 500.000 euros en un deterioro en otra de sus filiales, Solaris, especializada en gafas de sol, y a que sus ventas mejoraron un 6% hasta los 43,8 millones.

Esta cifra corresponde a las ventas generadas en sus ópticas MasVisión, puesto que GrandVision España no consolida resultados. Los de Óptica 2000 se presentan a través de las cuentas de esta sociedad hasta 2019. Estas no han sido depositadas, aunque las de GrandVisión Spain Grupo Óptico si reflejan un resultado positivo de casi 3,7 millones en el ejercicio 2019 en lo que hasta el año pasado fue el negocio óptico de El Corte Inglés.

Pero a diferencia de lo ocurrido en 2019, las cuentas de 2020 que presente GrandVision en España si contarán con el negocio de Óptica 2000. Como refleja el Borme del pasado 2 de diciembre, GrandVision Spain acometió la absorción tanto de Óptica 2000 como de Solaris Gafas de Sol, lo que ha significado de forma automática la disolución de ambas empresas.

De este modo la sociedad Óptica 2000, fundada en 1988, ha quedado ya extinguida y desde ahora solo queda el nombre sus más de 100 tiendas en toda España.

Las cuentas de 2020 de GrandVision también reflejarán el impacto de la crisis del Covid-19. En su informe de gestión detalla que durante el estado de alarma de marzo y abril perdió el 98% de las ventas, y tuvo que aprobar un ERTE por causas de fuerza mayor y otro por causas productiva. Hay que recordar que el Estado de Alarma aprobado el 14 de marzo incluía a las ópticas como actividad esencial.

Normas
Entra en El País para participar