El potencial del ‘retail’ en España tras la pandemia

El Covid-19 ha demostrado que las estructuras logísticas de las empresas no están preparadas para un repunte masivo y que la tienda física tiene futuro

Tal y como reflejan los datos económicos a nivel global, es evidente que el Covid-19 ha frenado el buen desarrollo de la mayoría de los sectores debido al cese de actividad. Como es lógico, el retail no es una excepción, aunque España está obteniendo mejores resultados que los esperados. La campaña navideña de este año atípico, según Adecco, generará algo más de 940.000 contratos en España, cifras que demuestran el potencial de la tienda física en el país y la demanda de los españoles por espacios comerciales. Este 2020 el sector ha mostrado una gran resiliencia y se ha sabido adaptar a las demandas de los clientes y crear espacios seguros con todas las medidas necesarias para, entre todos, intentar frenar la expansión de la pandemia.

En el contexto actual, unas estrictas medidas de seguridad e higiene son claves para que sectores como el retail sigan cosechando buenos resultados. El ocio y la experiencia en los centros comerciales ha pasado a un segundo plano con el objetivo de ofrecer espacios seguros para efectuar compras con las máximas garantías posibles. Ahora nos encontramos ante un consumidor que planifica sus visitas y tiene un propósito definido. La duración media de los consumidores en estos espacios se ha reducido, pero se ha incrementado en un 5% el tique medio de compra, tal y como ha afirmado recientemente la Asociación Española de Centros Comerciales (AECC). Además, cabe mencionar que, por su tipología, los parques comerciales están obteniendo mejores resultados de afluencias que los centros comerciales. Hay que tener en cuenta que los parques comerciales son espacios abiertos con acceso directo a los establecimientos desde la calle, lo que es una clara ventaja respecto a los centros comerciales en la situación actual. Por ello, están teniendo una recuperación incluso más rápida y las ventas están por encima del 20% en comparación al mismo periodo del año pasado.

Las ventas y las afluencias de los 16 centros y parques comerciales de nuestra organización, por ejemplo, han ido creciendo mes a mes con datos cercanos a niveles precrisis, lo que demuestra una vez más la fuerza y el potencial de atracción de los centros comerciales. En octubre las afluencias alcanzaron niveles del 84% en comparación con el mismo mes del año pasado y las ventas se recuperaron hasta un 95% en ese mismo periodo.

En este sentido cabe destacar que, el potencial del retail y la tienda física en España están más que acreditados. En 2019 veintisiete nuevos retailers abrieron su primera tienda en España. Entre ellos destacan algunos pure players del ecommerce como Aliexpress o Hawkers, o el caso de Ikea que han puesto de manifiesto la importancia de reinventar los formatos de sus tiendas. Además, los retailers online están abriendo tiendas físicas y los offline invierten en plataformas online para poder maximizar sus canales de venta. Por este motivo, la omnicanalidad sigue presentándose como una de las principales tendencias a consolidar y los consumidores seguirán apostando por una combinación de ambos canales de compra. Los operadores ahora están buscando el espacio ideal para poder implementar su estrategia omnicanal y en su mayor parte se están decantando por los centros comerciales ya que por su configuración y extensión del espacio permiten realizar esa adaptación de una manera mas eficaz y sencilla.

Este fortalecimiento de la tienda física se debe principalmente al hecho de que el comercio electrónico no ha sido capaz de satisfacer plenamente las necesidades de los consumidores. Cada vez más comerciantes están potenciando la recogida de pedidos online en las tiendas físicas para minimizar las pérdidas de margen por el reparto a domicilio, especialmente la última milla, que lleva asociado unos costes difíciles de reducir y que hacen reducir el margen entre un 5% y un 8%.

La consultora Kantar asegura que el ecommerce, pese alcanzar un máximo histórico de cuota durante la segunda semana de confinamiento (incremento de 1,2 puntos que en el periodo precrisis), sigue mostrando deficiencias por retrasos en los pedidos, saturación o cancelaciones y según el estudio de Elogia realizado en junio de este año, hasta un 75% de los consumidores declaran que volverán a sus hábitos de compra online previos a la pandemia, e incluso algunos los reducirán.

En consecuencia, es justo afirmar que el llamado apocalipsis del retail o fin de la tienda física ha quedado desacreditado. Este año se ha demostrado que las estructuras logísticas de las empresas no están preparadas para un aumento masivo de la demanda. Por ello, es indudable que el futuro de la tienda física está garantizado y más teniendo en cuenta la cultura y costumbres de los españoles. Su éxito radicará en saber reinventarse y aprovechar las posibilidades que ofrece la tecnología con las mejores medidas de higiene y seguridad.

Alfonso Brunet es CEO de Castellana Properties