Telefónica pagará 884 millones y recibirá 10,5 millones de líneas de la brasileña Oi

Superará la cota de los 100 millones de clientes en el país

Telefónica pagará 884 millones y recibirá 10,5 millones de líneas de la brasileña Oi
EFE

Telefónica, Telecom Italia y América Móvil cerraron ayer la compra de los activos móviles de su rival brasileña Oi. En un hecho relevante remitido a la Bolsa de Sao Paulo, Telefónica Brasil confirmó que el conjunto de la transacción asciende a 16.500 millones de reales (unos 2.700 millones de euros), de los que 15.744 millones corresponden al precio base de la oferta, y 756 millones a servicios de transición alquilados al grupo Oi.

De igual forma, Telefónica precisó que desembolsará la cifra correspondiente al 33% del citado precio base y de los servicios de transición, que equivalen a 5.500 millones de reales (unos 884 millones de euros).

Además, Telefónica indicó que incorporará cerca de 10,5 millones de líneas móviles, que suponen cerca del 29% del total de los activos de Oi en este segmento, además de establecer acuerdos para el uso de 2.700 emplazamientos de la teleco. De esta forma, Telefónica superará la cota de los 100 millones de clientes en el gigante sudamericano. Brasil es el país que mayor número de clientes aporta a Telefónica, con 93,8 millones de accesos al cierre del tercer trimestre, de los que 74,7 millones son móviles.

Con la operación, Telefónica consolidará su posición como líder del mercado móvil brasileño. Al cierre de septiembre, contaba una cuota del 33%, por delante de TIM (con una cuota del 23,2%) y Claro, filial de América Móvil (24,4% de cuota). La transacción supondrá que el número de operadores móviles de red bajará de cuatro a tres, tal y como ha sucedido en países como EE UU y Alemania.

El grupo precisó que la adquisición debe todavía recibir el visto bueno por parte del regulador de las telecos de Brasil, Anatel, y de la autoridad de la competencia, CADE. A su vez, Oi deberá proceder todavía a la segregación de los citados activos, una vez reciba luz verde por parte de su junta de accionistas.

Las tres operadoras llegaron a la subasta por los activos de Oi sin rival después de que Highline Brasil, grupo controlado por el fondo Digital Colony, decidiera a principios del mes de noviembre retirarse de las negociaciones.

Normas
Entra en El País para participar