Tecnología

Telefónica invierte en Alias Robotics y ambas abrirán un laboratorio de ciberseguridad robótica en Alemania

La operadora toma una participación minoritaria en la compañía alavesa, creadora de un antivirus inteligente para proteger los robots de los cibercriminales

Robots en una planta industrial.
Robots en una planta industrial.

Telefónica y Alias Robotics, empresa alavesa creadora de un antivirus que protege a los robots de los cibercriminales, se alían para tratar de liderar el mercado de la ciberseguridad robótica. El acuerdo incluye una inversión de la operadora a través de Telefónica Tech Ventures, su nuevo vehículo de inversión en startups de ciberseguridad, y la creación del “primer laboratorio de ciberseguridad robótica del mundo”, que tendrá su sede en Alemania.

“La robótica a día de hoy es totalmente vulnerable e insegura, tanto como lo eran los PCs hace 20 años, y existe un problema muy grande por resolver”, asegura Endika Gil-Uriarte, CEO de Alias Robotics. El directivo destaca que el acuerdo estratégico con Telefónica, con una fuerte apuesta por los mercados de la ciberseguridad y el internet de las cosas (IoT), les permitirá llevar su sistema inmunológico para robots (RIS) “al siguiente nivel y servirlo a más usuarios”.

Pedro Pablo Pérez, CEO de ElevenPaths, la compañía de ciberseguridad de Telefónica Tech, explica que se estima un crecimiento notable en el uso de robots para automatizar la industria y hacer más eficientes los procesos y personalizar la experiencia de los clientes. En ese contexto, “aquellas compañías que entiendan la importancia de invertir en ciberseguridad en este sector, como nosotros al invertir en Alias Robotics, podrán marcar la diferencia en el mercado”, añade. España es uno de los países del mundo con mayor número de robots por empleado funcionando en la industria (uno por cada 53), según el ranking actualizado de 2020 de la Federación Internacional de Robótica (IFR). Por su parte, el Foro Económico Mundial acaba de pronostica que para 2025 habrá un robot por cada trabajador industrial en el mundo.

“La ciberseguridad va a ser más importante en la robótica que en cualquier otro ámbito.Cuando alguien hackea nuestro móvil se pone en peligro nuestra privacidad. Pero los robots son máquinas ejecutando movimientos, interactuando con nosotros. Hackearlos puede poner en riesgo vidas en los entornos en los que operan”, continúa Víctor Mayoral Vilches, CTO y fundador de Alias Robotics.

Mayoral señaló en una entrevista reciente con CincoDías que “casi todos los robots industriales que se comercializan hoy están descontrolados desde el punto de vista de la ciberseguridad” y que “la mayoría de fabricantes de robots ignoran este asunto”, lo cual genera una “situación de máxima preocupación”. Solo durante el último año, Alias Robotics ha detectado más de un millar de vulnerabilidades en diferentes robots, muchas de ellas totalmente nuevas, que escapan al conocimiento de los propios fabricantes.

Además de la entrada de Telefónica en el accionariado de Alias Robotics, de la que ha adquirido “una participación minoritaria”, la colaboración entre ambas compañías también incluye la creación del primer laboratorio de ciberseguridad robótica del mundo en Munich, Alemania, “una plataforma de investigación conjunta que permitirá aunar los esfuerzos de ambas compañías, algo clave pues a medida que se despliega el potencial de la industria conectada, gracias al 5G y al aumento de capacidades de robots aumenta enormemente la necesidad de securizar estos sistemas”, continúa Gil-Uriarte.

La apertura del laboratorio está prevista para el primer trimestre de 2021. “Será un espacio de investigación en ciberseguridad además de convertirse en un punto de encuentro para stakeholders interesados en saber más sobre cómo proteger las debilidades existentes en los robots. El laboratorio operará además como showroom para sesiones con clientes”, explican los nuevos socios.

La elección de la ciudad bávara para establecer el nuevo laboratorio no ha sido gratuita. Según explica a este periódico el CEO de Alias Robotics, “tener un punto de contacto europeo en Múnich nos abre muchas puertas, pues esta ciudad es un centro neurálgico de automatización desde donde operan una gran parte de las sedes centrales de las grandes compañías usuarias de robótica industrial a nivel mundial, por lo que tiene sentido estar allí, para avanzar en el plano comercial y de investigación”.

La inversión de Telefónica en Alias Robotics, una empresa nacida en 2018 con oficinas en Vitoria (País Vasco) y Boston (EE UU), donde se instalaron a principios de este año, busca posicionar a la operadora en un negocio que promete crecer con fuerza, el de la ciberseguridad robótica.

Alias trabaja y colabora con importantes fabricantes de robots como Kuka, ABB, Open Robotics y Apex. AI, y con empresas industriales locales, además de con instituciones públicas como el Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe), el Centro Vasco de Ciberseguridad y con la Oficina Federal para la Seguridad Cibernética Alemana (BSI). Hace dos semanas, la empresa de ciberseguridad Kaspersky anunció que colabora con la firma española en el ámbito de la ciberseguridad robótica.

Desde 2020, Alias Robotics se ha centrado en la comercialización de su producto estrella, RIS, a través de un modelo de licencias y con el apoyo de partners estratégicos.

Se trata de un software que se instala en el robot y evoluciona con el, aprendiendo cuál es su entorno habitual, sus comandos y desarrollando una protección activa gracias a técnicas de inteligencia artificial. Aunque Alias Robotics no ofrece datos económicos (en 2019 cerraron una ronda de financiación de 750.000 euros), Gil-Uriarte asegura que “esperan ser rentables pronto”.

Normas
Entra en El País para participar