Sánchez asegura que Iberia podrá seguir volando en el espacio europeo tras el Brexit

El Gobierno viene trabajando "desde hace tiempo, al menos desde 2018", con IAG y la propia Comisión Europea

Cumbre europea Pedro Sanchez
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. AFP

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha señalado este viernes que "no habría problema para que Iberia pudiera operar en el espacio aéreo europeo después de la salida del Reino Unido de la Unión Europea" y ha asegurado que el problema "está resuelto".

Sánchez ha indicado que el Gobierno viene trabajando "desde hace tiempo, al menos desde el año 2018", con IAG --holding al que pertenece Iberia junto a British Airways, Vueling y Aer Lingus--, Iberia y la propia Comisión Europea para "dar una respuesta y una salida" a esta cuestión.

Así, Sánchez ha señalado que puede "garantizar" que la aerolínea va a poder seguir operando tras el Brexit.

Respaldadas por la AESA y por Aviación Civil

Las afirmaciones de la cúpula de IAG, holding al que pertenecen Iberia y Vueling, han sido siempre de tranquilidad en el último año y medio. Ambas aerolíneas presentaron en abril de 2019 los planes de propiedad y control a las autoridades españolas supervisoras de los certificados de vuelo. La Agencia Española de Seguridad Aérea (Aesa) y la Autoridad de Aviación Civil, ambas dependientes del Ministerio de Transportes, dieron el visto bueno al test de españolidad antes del verano de ese año.

En ese momento el Ejecutivo de Pedro Sánchez  ya expresó ante la Comisión Europea que Iberia y Vueling, que tienen como interlocutor al Gobierno español en materia operativa, cumplían con la normativa comunitaria para seguir operando en la UE en caso de que se produjera un Brexit duro.

También quedaba desterrado en ese momento que IAG fuera considerada una empresa británica y quedaba constatar que más del 50% del capital del grupo cotizado estuviera en manos comunitarias.

IAG llegó a vetar la entrada de capital no comunitario para asegurarse de cumplir con la exigencia de control y propiedad de la UE, medida que levantó el pasado mes de enero. De forma adicional, el 100% de los derechos políticos en Iberia están en manos de la española El Corte Inglés a través de la sociedad Garanair.

Pese al respaldo del Ejecutivo español, la CE aún demandó a IAG que adaptara su accionariado para seguir operando tras el Brexit. Y fue el CEO del holding, Luis Gallego, quien declaró recientemente que la empresa estaba cumpliendo con los deberes encomendados, informa Javier F. Magariño.

Las reglas comunitarias establecen que las licencias de explotación para vuelos dentro de la Unión Europea se asignen a compañías cuyo "control efectivo" recaiga sobre un Estado miembro o sus nacionales y que la "propiedad" del 50% más una de las acciones sea también europea.

Si las aerolíneas consideradas europeas hasta ahora por tener una participación mayoritaria británica se mantienen sin cambios, perderán este estatus europeo con la salida Reino Unido del club y, por tanto, perderían también su licencia intraeuropea automáticamente.

El Ejecutivo comunitario tenía dudas de que Iberia cumpliera tras el Brexit con estas exigencias de control y propiedad mayoritariamente española y pidió a las autoridades nacionales que aclarasen la situación, aunque no ha llegado a dar luz verde oficialmente a ningún plan alternativo.

La UE dio más tiempo a las aerolíneas europeas con riesgo de perder este estatus para reestructurar su accionariado durante el periodo transitorio de la salida de Reino Unido del club comunitario, pero este plazo expira el próximo 31 de diciembre, y las medidas de contingencia anunciadas por Bruselas esta semana no cubrirán esta situación.

En la práctica, ello supone que las aerolíneas que dejen de ser mayoritariamente europeas no podrán operar vuelos dentro de la Unión Europea, como rutas entre Madrid y Barcelona o entre Madrid y Bruselas, pero sí enlaces entre Reino Unido y un destino en la UE.

Las licencias de explotación las asignan las autoridades competentes nacionales, en el caso de España la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), y por tanto le correspondería a ellas conceder en un primer momento la licencia a Iberia para que continúe con normalidad su actividad actual.

Tanto Iberia como Vueling presentaron a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), organismo adscrito al Ministerio de Fomento, sus respectivos planes de contingencia ante un escenario de 'Brexit' duro en abril de 2019. Fuentes de la compañía aseguran a Europa Press que ese es el plan está aceptado por el Gobierno, aunque evitan dar detalles específicos de su contenido.

Referencias al Rey

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha sostenido este viernes que el Rey Felipe VI responde con sus "hechos" a los cuestionamientos a la Casa Real con la imagen de "ejemplaridad y transparencia" que demuestra desde que asumió la Jefatura del Estado.

"Muchas veces las explicaciones se dan no con la palabra, sino con hechos", ha subrayado el jefe del Ejecutivo tras la regularización fiscal anunciada por el Rey emérito. Además, ha defendido que "se juzga a las personas, no a las instituciones", y ha reivindicado que en la actual crisis provocada por la pandemia es necesario respetar la Constitución y preservar la estabilidad institucional.

En una rueda de prensa en Bruselas, tras la reunión de los jefes de estado y de Gopbierno de la UE, Sánchez se ha referido también a la relación con Marruecos a la que ha calificado de "excelente" y que el aplazamiento la Reunión de Alto Nivel (RAN) no está relacionado con la cuestión del Sáhara Occidental, sino con la pandemia del coronavirus.

Además, el presidente ha asegurado que "la relación que tiene el Gobierno de España con Marruecos es excelente" y que había "interés mutuo" por celebrar esa reunión.

"Pero se ha decidido, por la situación epidemiológica, que vamos a esperar un par de meses más para poder celebrarla con todas las garantías", ha dicho sobre el aplazamiento del encuentro, que se iba a celebrar el 17 de diciembre en Rabat y finalmente se hará en febrero.

En cuanto al Sáhara Occidental, Sánchez ha indicado que la posición del Gobierno de España "es conocida", basada en las resoluciones de Naciones Unidas y en el respeto a la legalidad internacional, y que no ha cambiado en los dos años que lleva en Moncloa.

Durante su comparecencia ante los medios, Sánchez ha avanzado que llamará al líder del PP, Pablo Casado, para intentar desbloquear la renovación del Consejo General del Poder Judicial.

"Llamaré al señor Casado para ver si de una vez por todas somos capaces de renovar el órgano de gobierno de los jueces y cumplir con la Constitución", ha subrayado.

En ese sentido, ha recalcado la necesidad de cumplir el texto constitucional en toda su extensión, también aquellos artículos que ha dicho que incomodan al presidente el Partido Popular.

Sánchez ha reiterado que las instituciones deben renovarse y ha llamado la atención ante el hecho de que siempre se bloqueen cuando el PP está en la oposición.

Normas
Entra en El País para participar