Textil

La italiana Moncler compra Stone Island por 1.150 millones

La italiana Moncler compra Stone Island por 1.150 millones

La firma italiana especializada en ropa de montaña Moncler ha cerrado la compra de su rival Stone Island, también italiana, por un total de 1.150 millones de euros, un valor que representa un múltiiplo de 16,6 veces el ebitda generado por la compañía adquirida en 2020, de unos 68 millones de euros, y de 13,5 veces el esperado para 2021. La compra se realizará por una parte sobre el 70% de las acciones que posee la matriz de Stone Island, SPW, en la que participa su consejero delegado Carlo Rivetti y otros miembros de su familia, y el otro 30% lo adquirirá al fondo singapurense Temasek.

De esta manera Moncler, que en los últimos años ha sido objeto de rumorología sobre supuestos intereses de compra por parte de los grandes grupos del textil de lujo, diversifica su negocio en un momento de profundas caídas de venta por la ausencia de demanda, ante una temporada de nieve que ya se está viendo afectada por la pandemia. En los nueve primeros meses de su ejercicio contable, el grupo italiano acumulaba unas ventas consolidadas de 765,1 millones, un 23% menos, con una caída que alcanzaba el 34% en su mercado local. Al cierre del primer semestre registraba unas pérdidas de 31 millones.

Un ejercicio que supondrá un frenazo en seco a la evolución ascendente que Moncler venía experimentando desde 2012. Desde ese año sus ventas han crecido siempre a doble dígito hasta alcanzar en 2019 su récord de 1.627 millones de euros, casi cuadriplicando la cifra que tenía siete años antes. Esto también ha ido de la mano de unos beneficios cada vez mayores, de 361,5 millones en el último ejercicio, al mismo tiempo que incrementaba su margen bruto hasta el 77,7% el año pasado, un porcentaje muy elevado que explica el interés despertado entre los grandes grupos. Hace justo un año fue Kering la que acercó posturas por la firma.

Sin embargo, la compra hecha oficial hoy se interpreta como la forma en que Moncler quiere continuar su camino en solitario., reforzando su negocio y ampliándolo a nuevos consumidores. Es lo que consigue con Stone Island, una firma fundada en 1982 que mezcla lujo, deportividad y moda casual. En el ejercicio 2020, desarrollado entre noviembre de 2019 y octubre de este año, la facturación alcanzó los 240 millones de euros, un 1% más, un resultado que en Moncler describen como "excelente" especialmente por las dificultades generadas por la pandemia. De esa cifra de ventas, el 72% las generó fuera de Italia, y la mayor parte, un 78%, las hace a través de venta mayorista, ya que apenas tiene 24 tiendas propias. La adquisición se completará durante la primera mitad de 2021.

Normas
Entra en El País para participar