Repartidores

CC OO y UGT acusan a CEOE de someterse a lobbies explotadores en la regulación de plataformas digitales

La negociación para regular las relaciones laborales en este tipo de empresas tecnológicas se estanca ante las discrepancias de las partes

Un 'rider' (repartidor) trabaja bajo la lluvia protegido con un impermeable, en Sevilla.
Un 'rider' (repartidor) trabaja bajo la lluvia protegido con un impermeable, en Sevilla.

Tras más de un mes de continuas reuniones semanales entre el Ministerio de Trabajo, los sindicatos y la patronal para intentar llegar a un acuerdo sobre la regulación de las relaciones laborales en las plataformas digitales, la negociación ha entrado en vía muerta ante las discrepancias surgidas entre las partes.

La última reunión celebrada en la tarde del jueves terminó sin acuerdo, después de que los sindicatos constataran que el Gobierno mantenía su intención de limitar la nueva regulación a las plataformas digitales de reparto en lugar de a cualquier plataforma que contravenga la normativa laboral, independientemente de sea cual sea su actividad.

Fuentes de la negociación sugieren que la propuesta de Trabajo recoge parte de las demandas patronales, algo que en el Ministerio que dirige Yolanda Díaz niegan. Es más, advierten de que la negociación no está aún cerrada.

Pese a ello, CC OO y UGT hicieron público este viernes un documento conjunto en el denunciaron que “las organizaciones empresariales CEOE-Cepyme no han hecho una sola propuesta escrita en todo el proceso de negociación”. Ante ello, exigieron que presenten sus propuestas “y que jueguen el papel que como agente social le corresponde, y dejen de someterse a la presión de los lobbies de poder que tiene dentro de su organización, que lo único que buscan es huir del Derecho del Trabajo y sacar amplios beneficios a costa de la explotación de la parte más débil de la cadena de valor, y de generalizar la precarización absoluta del trabajo”.

Por todo ello, los sindicatos lamentan que Trabajo haya obviado su propuesta, previa a la reunión del jueves, en la que reclaman extender la norma a todas las plataformas y, por el contrario, mantuvieran limitarla a las que se dedican al reparto, algo que calificaron de “decepcionante”.

Para CC OO y UGT, limitar la regulación al ámbito de los repartidores supondría “dejar fuera de la laboralización a trabajadoras y trabajadores que actúan como falsos autónomos trabajando para plataformas en otros sectores”.

En este escenario, las partes están convocadas para volver a reunirse el próximo día 17 de diciembre, señalan fuentes de la negociación.

 

Normas
Entra en El País para participar