Banca

Gortázar: la rentabilidad de CaixaBank mejorará dos puntos porcentuales en 2022 respecto a permanecer solos

"Nos dejaremos la piel" para llegar a un acuerdo con la plantilla ante el ERE que pondrá en marcha la nueva entidad tras absorber Bankia

El presidente de CaixaBank, Jordi Gual (d) y el consejero delegado, Gonzalo Gortázar (i), durante la junta de accionistas de CaixaBank para dar luz verde al proyecto de fusión con Bankia
El presidente de CaixaBank, Jordi Gual (d) y el consejero delegado, Gonzalo Gortázar (i), durante la junta de accionistas de CaixaBank para dar luz verde al proyecto de fusión con Bankia EFE

La junta general extraordinaria de accionistas de CaixaBank, celebrada en Valencia, ha aprobado hoy la operación de fusión por absorción de Bankia, entidad esta última que hizo lo propio el martes pasado. Se crea así la primera entidad financiera española y la mayor fusión producida en los últimos 20 años.

El presidente de CaixaBank, Jordi Gual, quien dejará su cargo una vez que sea efectiva la fusión, ha destacado que la propuesta de fusión que hoy se ha sometido a aprobación por parte de los accionistas es uno de los grandes hitos en la historia de la entidad, algo que también recalcó el consejero delegado, Gonzalo Gortázar.  “Tanto La Caixa como CaixaBank tienen una larga historia de integraciones -la de Bankia será la número 85- y estoy seguro de que se convertirá en un hito histórico cuando, con la perspectiva de los años, constatemos el éxito de la operación”, ha declarado.

“Bankia es el mejor socio para acompañarnos en este viaje y la fusión dará lugar a una entidad más sólida, más eficiente y más rentable”, ha añadido Jordi Gual.

Gual ha explicado que Bankia aporta una gran base de clientes, a la vez que permitirá a CaixaBank seguir equilibrando la presencia en todo el territorio. A lo que ha destacado que Bankia es una entidad muy bien capitalizada y con unas raíces, en el mundo de las cajas de ahorros, que comparte con CaixaBank. “De esas raíces emanan precisamente unos valores compartidos que auguran una integración armónica de ambas instituciones”, ha valorado Jordi Gual.

El presidente ha hecho alusión a la nueva ola de reestructuración. “Se trata de un momento apasionante ya que estamos dibujando la banca del futuro y CaixaBank quiere tener un papel protagonista en este nuevo diseño”, ha declarado.

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, quien mantendrá su cargo en la nueva entidad resultante como primer ejecutivo, ha explicado que la fusión aportará ahorros de costes y también ofrece, lo que considera elevadas sinergias de ingresos.

Así, sobre los ahorros de costes, estos se generarían tanto por racionalización de gastos generales como por la posibilidad de operar la entidad resultante con una estructura menor a la suma de las dos entidades. Dichos ahorros se estiman en torno a 770 millones de euros.

Los mayores ingresos, ha explicado Gortázar, se ocasionarán en su mayor parte en productos y servicios asociados al negocio asegurador y especialmente en el ahorro a largo plazo. “Gracias a la consecución de las sinergias anunciadas, estimamos que en el año 2022 el RoTE mejoraría entre uno y dos puntos porcentuales respecto a permanecer en solitario”, ha añadido.

Para Gortázar “esta operación es una gran oportunidad de crear valor no solo para los accionistas de ambas entidades, sino también para el conjunto de la sociedad”, ha añadido Gortázar, “ya que CaixaBank también mantendrá un balance muy sólido con el que poder seguir apoyando la recuperación económica”.

Con datos a junio de 2020, el consejero delegado ha estimado que la nueva entidad mejorará la ratio de cobertura de la morosidad en 3 puntos, contará con un incremento de los activos líquidos hasta los 128.000 MM€ y una ratio de solvencia core capital Tier 1 que excedería el mínimo requerido en más de 310 puntos básicos. “La entidad resultante será, por tanto, una entidad fuerte, bien provisionada y bien capitalizada”, ha afirmado.

El ejecutivo ha agradecido “la iniciativa, liderazgo, dedicación, profesionalidad y generosidad” del presidente Jordi Gual durante todos estos años.

Nuevas quejas de los sindicatos

Como en el caso de la junta del martes de Bankia para aprobar su fusión con CaixaBank, la queja de los sindicatos sobre la destrucción de empleo a causa de esta operación ha sido una de las principales cuestiones que han planteado gran parte de las nueve intervenciones que han tomado la palabra en la junta o remitieron sus cuestiones de forma telemática.

Gonzalo Cortázar ha respondido a los empleados que las negociaciones con los sindicatos para llevar a cabo el ajuste de plantilla tras la fusión se iniciará tras obtener todas las autorizaciones de la fusión por parte de los supervisores. 

"Nos vamos a dejar la piel" para llegar a un acuerdo, ha respondido de forma tajante, tras asegurar que la fusión permitirá "asegurar la sostenibilidad de miles de puestos de trabajo" que peligrarían si la entidad continuara en solitario.

"Si no hacemos cosas pondríamos en peligro la sostenibilidad de todos los puestos de trabajo", ha advertido durante la junta extraordinaria de accionistas de Caixabank -que ha dado 'luz verde' a la fusión-, en respuesta a las críticas de diversos representantes sindicales en cuanto a la incertidumbre sobre el futuro de la plantilla.

Gortázar ha argumentado que para ser "fuertes" necesitan ser "eficientes" y que la fusión les da la fuerza para ser sostenibles".

En todo caso, el consejero delegado de Caixabank ha garantizado que no van a dejar "ni un resquicio" que imposibilite llegar a acuerdos con los representantes sindicales y ha asegurado que todos los trabajadores tendrán "las mismas oportunidades", procedan de la entidad que procedan, y que los criterios para determinar las salidas se basarán en la "meritocracia".

Desde CCOO, Ruth Bolaños ha solicitado que la entidad garantice las condiciones laborales de los empleados y una integración "humana" que sirva de "modelo y ejemplo para otras entidades y empresas". "A día de hoy solo se ha hecho el reparto de sillas en el Consejo de Administración", ha criticado.

Desde UGT, Catalina Llibre ha expresado su preocupación por la situación en la que quedará la plantilla y ha exigido también que la integración de ambas entidades sea "ejemplar" y que se "minimice" la destrucción de empleo.

Además, la representante de UGT ha alertado que la fusión traerá consigo el cierre de oficinas y con ello "la exclusión financiera" en pequeños municipios.

El representante del Sindicato Independiente de Baleares, Josep Luis Llombart ha lamentado que se dé "más información a los medios de comunicación que a los representantes sindicales" sobre el proceso de la fusión.

La defensa de la catalanidad de la entidad también han protagonizado algunas de las exposiciones que han realizado los accionistas, casi todos representantes de los empleados y algún cliente, como Eduardo Mestre, quien ha recordado que es cliente de la excaja desde 1947, como antes lo fue su abuelo y su padre, como su hija y su nieta.

Gortázar ha hecho referencia a la posible exclusión financiera que puede producirse tras las fusiones que se están llevando acabo, tras la alusión a esta posibilidad en la junta por parte de la representante de UGT. El ejecutivo ha señalado que "lo comparto, presentes en 2.200 municipios de España, y en 290 como única entidad. Mantener la inclusión financiera.

Sobre el oligopolio, Gortázar ha señalado que "la competencia es muy importante en España, por eso la rentabilidad del sector es muy baja y no cubre el coste de capital". Ha explicado que en España, tras esta fusión, quedarán en España 11 grandes entidades supervisadas por el BCE, el mismo número que en Italia o Francia, ha reseñado. Ha recordado también que hay 15 bancos que han entrado en el mercado español, gran parte de ellos digitales, además de más de 350 fintech.


Normas
Entra en El País para participar