UGT reclama al Gobierno que la subasta de 5G no tenga afán recaudatorio

Cree que la licitación debe estar vinculada a la creación de empleo y los despliegues

Fachada de la sede de la Unión General de Trabajadores.
Fachada de la sede de la Unión General de Trabajadores. Europa Press

El sindicato UGT se ha dirigido a la Secretaria de Estado de Telecomunicaciones para trasladar su rechazo a la forma en que se está diseñando el proceso de la subasta de espectro para móvil 5G, que se debe celebrar en el primer trimestre de 2021.

En un comunicado, UGT indica que llegan preocupantes noticias desde el Ministerio de Economía y la Secretaria de Estado de Telecomunicaciones. “Si hasta hace bien poco, el Gobierno había trasmitido la idea de que licitaría el segundo dividendo digital sin especial afán recaudatorio, la realidad plasmada en los Presupuestos Generales del Estado hace temer todo lo contrario”, indica el sindicato, que recuerda que el Ejecutivo ha estimado oficialmente una recaudación de casi 2.100 millones de euros, muchísimo más de lo esperado.

UGT señala que, contextualizando la cifra, la anterior subasta, para una cantidad similar de espectro y con la finalidad de promover una nueva tecnología (el 4G en aquel caso), recaudó 1.647 millones de euros, unos 500 millones menos de lo que ahora se estima ingresar, contradiciendo la afirmación gubernamental de no priorizar el susodicho “afán recaudatorio”.

Según UGT, hay otra forma de hacer las cosas, proponiendo alternativas viables, razonables y necesarias. “Nuestro posicionamiento se centra en una subasta vinculada a compromisos de creación de empleo en el sector y al cierre de la brecha digital, para lo que el 5G tendría una importancia capital”, dice.

En este contexto, el sindicato propone huir de una subasta puramente dineraria, para afrontar una licitación que conlleve compromisos de inversión y de creación de empleo, con prioridad sobre la simple recaudación. UGT recuerda el ejemplo de 1999, con el concurso de licitación de UMTS y su vinculación al “número de empleos permanentes que se creen, cualificación de los mismos y su destino a personas pertenecientes a colectivos con mayores dificultades de inserción en el mercado de trabajo que se contraten” debería ser una práctica a imitar en este segundo dividendo digital.

Además, propone que la liberación de los 700 MHz contemple una vinculación normativa como medio para proporcionar cobertura de banda ancha rápida en zonas sin conectividad en la actualidad y a medio plazo.

Finalmente, propone que se complementen las medidas dirigidas a la conectividad con formación específica para los colectivos fuera del ecosistema digital, a fin de combatir la actual exclusión de las ventajas tecnológicas de gran parte de la población, por razones económicas, de género o edad.

El sindicato considera que estas tres propuestas son asequibles y adecuadas, especialmente en el contexto social y laboral que vivimos como consecuencia de los efectos de la pandemia del Covid-19.

Normas
Entra en El País para participar