Infraestructuras

Las constructoras cotizadas venden activos por 11.700 millones en el año del virus

Acciona ha sido la última, con el traspaso de ocho concesiones a Meridiam por 484 millones, y ACS es la más activa, con operaciones por 9.400 millones

El presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales.
El presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales.

Las mayores referencias de la construcción española, ACS, Acciona, FCC, Ferrovial, OHL y Sacyr, han vuelto a reaccionar a una crisis con la venta masiva de activos, por más de 11.700 millones en este 2020. En unas ocasiones se habla de rotación de negocios maduros, en otras del abandono de actividades no estratégicas, pero el refuerzo de la caja está siendo vital para aguantar sin disparar la deuda.

Acciona fue ayer la última en anunciar un acuerdo de desinversión: ocho concesiones en España van para Meridiam y Bestinver por 484 millones. La compañía que preside José Manuel Entrecanales se desprende de sus participaciones en Autovía de los Viñedos, Autovía de la Plata, Hospital Infanta Sofía (Madrid), Gran Hospital Can Misses (Ibiza), Novo Hospital de Vigo, Nuevo Hospital de Toledo, Ampliación Facultad de Derecho (Barcelona) y Canal de Navarra.

La cifra pactada incluye 357 millones de equity value más 127 millones en créditos asociados. Acciona espera el cierre de la operación en la primera mitad de 2021, pero tendrá un anticipo de 234 millones este mes. Todo un bálsamo para una empresa que reconoció a 30 de septiembre un impacto de 759 millones en ingresos y de 195 millones en el ebitda por la Covid-19.

El refuerzo de la caja está siendo vital para aguantar sin disparar la deuda

Entre las firmas en posición vendedora es ACS la que destaca sobre el resto, con 9.427 millones en operaciones ejecutadas o acordadas. Antes de que se desatara la pandemia, el grupo que lidera Florentino Pérez pactó en enero el traspaso de un 75% de la empresa que concentra sus proyectos fotovoltaicos en España. El paquete incluye tanto los parques operativos como los que se vayan desarrollando hasta 2023, afectando a una potencia instalada de 2.930 megavatios (MW). Galp firmó un desembolso inicial de 325 millones, pero el valor de empresa alcanzará los 2.200 millones cuando estén completadas todas las plantas. ACS calculó 330 millones de beneficio y se apuntó 250 millones en 2019. Las autorizaciones para el cierre llegaron a finales de este mes de septiembre.

Con el coronavirus azotando ya en todo el mundo, ACS ejecutó el 24 de abril la venta del 74% en seis concesiones de peaje en sombra en España al fondo Hermes Infrastructure: en Cataluña, Eix Diagonal y Reus-Alcover; en Castilla-La Mancha vendió Autovía de la Mancha; en Castilla y León se desprendió de Autovía de los Pinares; en Navarra, Autovía del Pirineo, y en Galicia, la Santiago-Brion. Esa participación fue tasada en 703 millones y ACS, que mantiene el 26% del capital y la gestión de los activos, se apuntó parte de los 40 millones en plusvalías el pasado ejercicio.

Megaoperación

También es de ACS la gran venta del año en este sector. La francesa Vinci ha ofrecido 5.200 millones por su actividad de Servicios Industriales, tal y como se confirmó el 2 de octubre, en una operación que podría formalizarse este diciembre tras la due diligence.

Solo dos semanas más tarde la filial australiana de ACS, Cimic, desveló un acuerdo con Elliot para abrirle el capital de la minera Thiess. El 50% despachado cuesta 2.150 millones de dólares australianos (1.324 millones de euros) incluida la deuda.

FCC acordó el 3 de octubre la venta de tres concesiones en operación en España. El fondo Vauban se queda con el 51% de Cedinsa (cuatro autopistas en Cataluña), el 49% de Ceal 9 (tramo 1 de la línea 9 del metro de Barcelona), y el 29% de Urbicsa (concesionaria de la Ciudad de la Justicia de Barcelona). El grupo que controla Carlos Slim recibirá 409 millones y pudo desconsolidar ya en el tercer trimestre 690,7 millones de deuda neta.

La estrategia de Ferrovial previa a la pandemia pasaba, y sigue pasando, por dar salida a Servicios, operación que le podría reportar unos 2.000 millones. De los distintos paquetes, ha colocado ya la australiana Broadspectrum, con cierre el 30 de junio en 288 millones.

Al margen de este giro estratégico, Ferrovial ha soltado las autopistas portuguesas Norte Litoral (49%) y Via do Infante (48%) por 171 millones. El acuerdo con DIF Capital es del 14 de septiembre y en ambos casos la española mantiene contratos de gestión. El grupo también ha hecho caja en las últimas semanas con el 5% de la filial polaca Budimex, obteniendo por 57 millones.

OHL ha salido este mes de noviembre de la concesionaria Nuevo Hospital de Toledo, donde ha colocado el 33,3% por 76,1 millones. Y tiene el cartel de venta sobre el 49% en el desarrollo hotelero Old War Office, en Londres, tasado en 100 millones.

Sacyr, por último, acumula desinversiones por 488 millones. El 22 de junio completó la venta del 95% de Autovía del Guadalmedina por 455 millones, deuda incluida. El traspaso del primer paquete fue acordado en octubre del año pasado y materializado en marzo, mientras que el segundo 47,5% se decidió en febrero de este año y se cerró antes del verano. Sacyr se ha quedado con un 5% y la operación de la autopista.

Ya en octubre fue anunciada la marcha de África: fueron vendidas tres filiales de Somague por 33 millones. Sacyr venía de perder un arbitraje por sobrecostes en la ampliación del Canal de Panamá que le ha supuesto devolver 85 millones al cliente.

Normas
Entra en El País para participar