El Gobierno prepara la subasta de parte del espectro que usa Defensa

La intención es sacar las condiciones de licitación antes de final de año

Las frecuencias se encuadran en la banda entre 3,4 y 3,6 GHz

El Gobierno prepara la subasta de parte del espectro que usa Defensa

El Gobierno tiene previsto subastar en las próximas semanas parte del espectro que actualmente utiliza el Ministerio de Defensa en la banda entre 3,4 y 3,6 GHz. La intención del Gabinete pasa por publicar las condiciones de licitación antes de que acabe el año, según señalan fuentes conocedoras del proceso.

Posteriormente empezaría la propia subasta, en la que podrían participar las distintas operadoras de telecomunicaciones.

Las telecos ya han estado moviéndose para acometer esta licitación de las frecuencias utiliza Defensa. En su Documento de Registro Universal, antiguo Folleto Continuado, remitido la pasada semana a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Telefónica señalaba que se podrían licitar hasta un máximo de 40 MHz. Estas fuentes sitúan la subasta en el entorno de los 20 MHz, porque es necesario mantener un margen de “salvaguarda”.

En términos generales, el sector de las telecos va a afrontar ahora un periodo de intensa actividad en el ámbito de las subastas de frecuencias, claves para el futuro móvil 5G. En España se espera que comience la subasta de la banda 700 MHz correspondiente al “segundo dividendo digital” durante el primer trimestre de 2021.

Esta licitación debería haberse celebrado la pasada primavera, pero el Gobierno decidió aplazarla, a petición de las operadoras, por la declaración del estado de alarma para hacer frente al contagio del coronavirus Covid-19.

Las subastas de frecuencias tienen una presencia relevante en la captación de ingresos para las arcas públicas. El Gobierno, en el proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado, ha establecido una previsión de ingresos por las subastas de espectro en 2021 cercana a 2.100 millones de euros.

En este escenario, los máximos responsables de las operadoras han pedido en los últimos días que las licitaciones de espectro no tengan un afán recaudatorio, indicando que, si es así, se correría el riesgo de que los despliegues de las nuevas redes de móvil 5G sufriesen una ralentización. Estos directivos han advertido de que la generación de caja es limitada, y más en un momento como el actual en el que el sector vive una dura competencia que penaliza la generación de ingresos.

Normas
Entra en El País para participar