Especial Publicidad

Telefónica se vuelca con los ‘Principios de Negocio Responsable’

La compañía apuesta por una digitalización humana, justa, inclusiva y sostenible

Telefónica se vuelca con los ‘Principios de Negocio Responsable’

Ser y parecer. En Telefónica la forma de trabajar refleja el tipo de empresa que quiere ser y cómo quieren que el resto de agentes con los que interactúan y trabajan les perciban. Para ello han puesto en marcha y se han volcado en cumplir y dar a conocer sus propios Principios de Negocio Responsable. Una guía de obligado cumplimiento para sus empleados y que está presente en todas y cada una de las acciones de la compañía, pero que también exigen seguir a socios comerciales y proveedores, como miembros estratégicos de su cadena de valor para ratificar lo que defiende. En suma, se trata de que cliente, empleado, accionista, proveedor y la sociedad en general perciban a Telefónica como una empresa confiable.

Esta serie de principios, normas y comportamientos rigen todas las acciones y decisiones en el día a día de la compañía, tanto a nivel individual como cuando actúan en equipo. En ella priman la integridad, la transparencia y el compromiso para generar y consolidar una relación de confianza con todos los grupos de interés, contribuyendo al desarrollo de los entornos en los que está presente.

Formación global

Con ese objetivo, la multinacional ha formado al 100% de la plantilla del Grupo Telefónica en el curso Principios de Negocio Responsable (excluyendo rotaciones de personal y empleados sin acceso a herramientas electrónicas) y con independencia de dónde realicen su actividad, cargo o función dentro de la compañía. Estas directrices guían y orientan a los profesionales en su trabajo diario, tanto en sus acciones, como en su proceder y en la forma en la que interactúan con clientes, proveedores, accionistas, empleados y la sociedad en su conjunto. Todos tienen la responsabilidad de observarlas y de comunicar cualquier indicio de incumplimiento o dudas a través del Canal de Denuncias, en el caso de los trabajadores, o del Canal de Negocio Responsable, para el resto de los grupos de interés; ambas herramientas garantizan el anonimato, son seguras y permiten a la compañía dar seguimiento al asunto, actuar en caso necesario y resolver en un plazo razonable. 

Integridad, transparencia y compromiso son los valores sobre los que se asienta esta guía de obligado cumplimiento

Para Telefónica es prioritario que sus empleados conozcan el espíritu y el contenido de la guía basándose en tres valores básicos: la integridad, el compromiso y la transparencia. De hecho, lo consideran como la base para la construcción de una cultura donde los profesionales entienden lo que se espera de ellos y cuál es su responsabilidad desde el punto de vista de la ética y la integridad. Todos ellos tienen acceso, a través de la intranet a la web del documento, con la información relativa al código ético y a los mecanismos que aseguran su cumplimiento.

Telefónica se vuelca con los ‘Principios de Negocio Responsable’

Dentro de los planes de formación, Telefónica dispone de una actividad online global sobre sus Principios de Negocio Responsable, que puede realizarse a través del móvil, en cualquier momento y lugar. En ella se explica, a través de varios escenarios, la importancia para una empresa de contar con unas directrices éticas, las responsabilidades como profesionales frente a su cumplimiento y los canales de ayuda para plantear cualquier duda o denuncia.

Además, en Telefónica se desarrollan actividades presenciales para profundizar en algunos principios éticos, insistiendo en su aplicabilidad. Unos Principios de Negocio Responsable que concuerdan con unos sólidos valores, orientados a promover una digitalización humana, justa, inclusiva y sostenible, y con una misión, la de hacer un mundo más humano conectando la vida de las personas. Todo ello queda reforzado con el plan estratégico anunciado hace un año. Un plan ideado para construir una Nueva Telefónica, la Telefónica del próximo siglo ahora que está cerca de cumplir sus cien primeros años. 

Normas
Entra en El País para participar