ESPECIAL PUBLICIDAD

La nueva Telefónica, para los próximos cien años, al servicio de todos

El objetivo es conectar a las personas de la manera más sostenible #Seguimoscumpliendo”

José María Álvarez Pallete
José María Álvarez Pallete

Hace un año, en noviembre de 2019, Telefónica anunció un plan de acción para construir la Nueva Telefónica. Este plan servirá, y de hecho ya está sirviendode catalizador para la transformación de la compañía.

El plan se concreta en la adopción de cinco decisiones estratégicas: foco en España, Brasil, Reino Unido y Alemania como mercados clave; creación de Telefónica Tech y de Telefónica Infra, spin-off operativo de Hispanoamérica y redefinición del centro corporativo.

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, destacó la pretensión perseguida con este nuevo plan: “Estoy hablando de una nueva Telefónica. Una Telefónica preparada para los próximos 100 años. Una Telefónica comprometida con hacer nuestro mundo más humano y más sostenible. Una Telefónica con el propósito de generar valor para todos sus grupos de interés y la sociedad a largo plazo, creando relaciones de confianza, con crecimiento y eficiencia”.

Ese compromiso, asentado en la misión de la compañía de hacer un mundo más humano conectando la vida de las personas, ha quedado totalmente de relieve con la llegada de la pandemia, en la que Telefónica se ha puesto al servicio de la sociedad y de sus grupos de interés.

La compañía se ha volcado en garantizar las telecomunicaciones y la conectividad y hacer posible así que la vida digital acuda en auxilio de la analógica para amortiguar el impacto del confinamiento. Esta respuesta ha propiciado el refuerzo de los servicios sanitarios, el trabajo y la educación en remoto, el consumo de ocio y entretenimiento y el contacto continuo con la familia y los amigos.

La donación de dispositivos (tabletas) a los colectivos más desfavorecidos, el adelanto en el pago a los proveedores y la aplicación de medidas que favorecen al máximo el teletrabajo de los empleados del grupo figuran entre las medidas tomadas por la compañía para responder a las extraordinarias circunstancias de la Covid-19.

Operaciones corporativas

Además, Telefónica no se ha apartado de su nuevo plan. La ejecución de las líneas marcadas en noviembre de 2019 ha sido constante, y queda demostrado en varias de las operaciones llevadas a cabo durante 2020. En mayo, Telefónica y Liberty Global anunciaron la fusión de O2 y Virgin Media para crear el operador integrado de servicios fijos y móviles líder en Reino Unido.

Se trata de la mayor operación corporativa en la historia de Telefónica y se desarrolla en uno de los cuatro mercados clave de la operadora, con el mérito de que el acuerdo se cerró en remoto al coincidir ya con el confinamiento total de los meses de marzo y abril.

En junio, Telxius, filial de infraestructuras de telecomunicaciones de Telefónica, cerró la compra de 10.100 emplazamientos a Telefónica Deutschland. Esta adquisición, cuya primera fase de 6.000 torres ya se ha ejecutado, permitirá a Telxius alcanzar los 33.000 puntos y, por tanto, duplicar el tamaño con el que fue creada en 2016.

Telefónica Infra, una de las dos nuevas unidades de negocio contempladas en el plan anunciado hace un año, ha cerrado en octubre un acuerdo con Allianz para lanzar una sociedad conjunta para desplegar fibra óptica en las zonas rurales y semirrurales de Alemania.

Telefónica Tech, otra nueva unidad surgida del plan de 2019, ya es una realidad y sus servicios y soluciones de valor añadido para las empresas están atendiendo una demanda creciente por las necesidades aparecidas en los últimos meses y la constatación de que no sólo el futuro, sino ya el presente, pasa por lo digital.

Protagonismo digital

El protagonismo de lo digital será igualmente determinante a la hora de encarar la recuperación. La reactivación económica y social debe plantearse mirando al futuro y, por tanto, debe contar con la transformación digital como una de sus principales palancas. Aprovechando la mano tendida de Europa, España tiene la oportunidad de sentar las bases para una economía más digital y tecnológica que permita impulsar la modernización del tejido empresarial y de las Administraciones públicas, y la productividad.

Y en este terreno, Telefónica pondrá a disposición de la sociedad española su liderazgo digital. El compromiso de cubrir el 100% de España con fibra óptica en 2025 y de llegar a finales de este año al 75% de la población con su red 5G, encendida en septiembre, así lo confirman. “Es un 5G para todos, sin excepciones. En todas las comunidades autónomas. Con este impulso, Telefónica acelera la digitalización de las pymes, de las Administraciones públicas y de los ciudadanos. Como la fibra y como tantas otras grandes cosas, el 5G es Telefónica”, destaca Álvarez-Pallete.

Para todos, sin excepciones, porque como la compañía también enfatizó en el Pacto Digital presentado en julio, Telefónica persigue una digitalización justa, inclusiva –que nadie quede fuera de ella y sostenible, con las personas siempre como protagonistas. Como reflejo de esta vocación, Telefónica acaba de anunciar que adelanta a 2025 su objetivo de ser una compañía con cero emisiones netas. En junio lo había anticipado de 2050 a 2030; ahora da un paso más en su compromiso con un planeta más sostenible, en su compromiso con las personas.

Y así, con todo lo anunciado y todo lo hecho en el último año, Telefónica cumple con el plan anunciado en noviembre de 2019, cumple con su responsabilidad, cumple con la sociedad y cumple con el futuro. No puede ser de otra forma, porque la Nueva Telefónica es una Telefónica para todos.

Normas
Entra en El País para participar