Las comunidades emiten sus propuestas antes del Consejo Interterritorial

El Gobierno buscará acuerdos en la reunión de esta tarde

Las comunidades emiten sus propuestas antes del Consejo Interterritorial Ampliar foto

La Comunidad de Madrid ha planteado al Ministerio de Sanidad ampliar las reuniones familiares y sociales a un máximo de diez personas en Nochebuena, Navidad, Nochevieja, Año Nuevo y el Día de Reyes, además de reducir el toque de queda de 01.30 horas a 06.00 horas.

Son dos de las principales propuestas de la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid que ya han sido remitidas al Ministerio de Sanidad para su debate en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud que tendrá lugar esta tarde, según fuentes de la Consejería de Sanidad.

En este encuentro, el Gobierno negociará con las comunidades autónomas las medidas especiales contra el coronavirus para aplicar en las fiestas navideñas.

El Ejecutivo de Pedro Sánchez ya ha elaborado una propuesta en la que recomienda limitar las reuniones a los miembros que pertenezcan almismo grupo de convivencia y, si hay alguno externo, que el encuentro no exceda de las seis personas.

También aconseja limitar la movilidad nocturna desde la una hastalas seis de la madrugada en días señalados como Nochebuena y Nochevieja y no celebrar Cabalgata de Reyes.

Sin embargo, en la Comunidad de Madrid, donde el toque de queda nocturno está fijado en la actualidad entre las 00:00 de la noche y las 06:00s de la madrugada, el Ejecutivo regional propone reducirlo ligeramente en Nochebuena y Nochevieja de 01.30 horas a 6.00 horas.

Por otro lado, recomienda limitar las reuniones familiares y sociales a un máximo de tres grupos de convivientes sin sobrepasar las 10 personas para los días 24, 25 y 31 de diciembre y 1 y 6 de enero. En el resto de días sugiere mantener el actual límite, fijado en seis personas.

En cuanto a la movilidad entre regiones, el consejero madrileño de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha afirmado este miércoles que, si la evolución de la pandemia se mantiene como hasta ahora, la Comunidad no se plantea establecer "ningún tipo de restricción" después del 14 de diciembre para permitir las entradas y salidas de la Comunidad.

Además, la Comunidad de Madrid plantea permitir las salidas de aquellos residentes de centros para mayores y personas con discapacidad a los que hayan detectado anticuerpos IgG en los últimos seis meses o que hayan tenido una PCR positiva en los últimos tres meses.

Los que no hayan desarrollado anticuerpos y no hayan pasado el coronavirus, también podrían salir del centro con la condición de permaneceren aislamiento a la vuelta y someterse a una prueba diagnóstica.

Para aquellos residentes que "no estén en disposición de abandonar" los centros, la Comunidad de Madrid propone facilitar las comunicaciones telemáticas con sus familias en Navidad.

Por otro lado, la propuesta que la Consejería de Sanidad de Galicía mantiene para la celebración de la Navidad y lleva a la reunión del Consejo Interterritorial de este mismo miércoles contempla una serie de alegaciones al plan que ha dado a conocer ya el Gobierno central. El titular gallego pedirá adecuar la cifra de personas que se puedan reunir en Navidad en función de la situación epidemiológica y prestar especial atención a las personas sin convivientes.

El presidente de la Junta de Galicia ha pedido en rueda de prensa que los niños computen de forma diferente en estas reuniones.

 Además, Castilla y León apoyará mantener su cierre perimetral en Navidad, valorando los casos de las provincias con mejores datos y defiende que no se permita la asistencia a las campanadas de Fin de Año, con cabalgatas por la tele y comidas de trabajo de hasta seis personas.

Sin embargo, desde Cantabria, su presidente Miguel Ángel Revilla ha pedido que las medidas que "por una vez" se tomen sean comunes en todo el país para evitar el avance del coronavirus durante la celebración de las fiestas de Navidad. A su juicio, la limitación perimetral tendría que ser igual para todas las comunidades y ha abogado por "ir todos de la mano" especialmente en Asturias, Castilla y León, La Rioja, Navarra y el País Vasco para que "no haya confusión y las medidas sean eficaces".

El borrador del plan nacional recomienda, entre otros asuntos, no celebrar cabalgata de reyes y otros eventos navideños masivos y sugiere a los estudiantes universitarios que regresan a casa para las vacaciones "que limiten las interacciones sociales los días anteriores de su regreso a casa y que extremen las medidas de prevención".

Por su parte, el consejero de Salud de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, pedirá esta tarde en el Consejo Interterritorial "cohesionar" todas las medidas que se puedan adoptar en los próximos días para frenar contra la pandemia. "No puede haber disparidad de criterios" ha resaltado el consejero, quien también ha recordado que el virus "no entiende de fronteras".

Aguirre ha considerado válido el documento que el Gobierno mandó ayer a las consejerías si bien ha tildado de "deslealtad" que se anticiparan medidas para la Navidad "sin consultar" con las autonomías.

En paralelo, el País Vasco opina que la "mayoría" de medidas de ese borrador ya están vigentes en su territorio, como las limitaciones de movilidad y horarios, la recomendación de no celebrar encuentros con personas no convivientes y la necesidad de llevar mascarilla y mantener la distancia de seguridad.

Mientras, el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha abogado de cara a la celebración de las próximas Navidades en plena pandemia de Covid-19 por que haya una "base general" de medidas para todo el país, de manera que "tiene que haber una base muy parecida" y que luego cada territorio lo adapte a las circunstancias que se den en cada región.

Normas
Entra en El País para participar